Cómo cultivar altamisa

La Altamisa o Artemisa es una hierba perenne, familia de las margaritas, que crece en una gran variedad de lugares y no requiere cuidados especiales para mantenerse en óptimas condiciones. Esta planta originaria de la región de Los Balcanes, prospera con facilidad en casi cualquier ambiente y tiene como característica resaltante su extraordinaria capacidad para reproducirse y expandirse muy rápidamente. La Altamisa se utiliza con fines medicinales, ornamentales y agrícolas, entre otros.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

La Altamisa es una planta de aproximadamente cincuenta centímetros de alto, con tallos rectos y ramificados, hojas pecioladas de color verde claro, pequeñas flores blancas en forma de racimo, diminutos frutos color café y agradable olor a hierbas. La Artemisa, como también es conocida, es una especie que crece y se reproduce con asombrosa rapidez. Esta planta no amerita grandes cuidados ya que es muy resistente. Riego esporádico, suelo bien drenado y algo de abono serán suficientes para mantenerla en óptimo estado.

Paso 2

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

La Altamisa tiene una gran variedad de usos. Es muy apreciada en la agricultura gracias a sus propiedades como repelente de insectos rastreros. En jardinería y decoración se utiliza como ornamento y por su agradable aroma. También se utiliza como condimento para carnes, pero quizás su uso más importante y reconocido es el medicinal. La Altamisa posee propiedades antibacteriales, emolientes, vermífugas, desinfectantes y digestivas, entre otras. Se utiliza para el tratamiento de heridas, úlceras, cólicos, reumatismo, amenorreas, hemorroides, fiebres y muchas dolencias más.

Paso 3

La Artemisa posee gran resistencia y adaptabilidad. Es una planta que se caracteriza por su facilidad de reproducción y rápido crecimiento. Esta especie se reproduce mediante semillas o por división de la planta mediante procedimientos muy sencillos. Para reproducirla por medio de semillas, basta con realizar la siembra entre febrero y marzo y trasplantarlas aproximadamente un mes y medio después. Para propagarla por división de la planta, se debe separar una porción de la misma que incluya parte de la raíz y sembrarla en una maceta con tierra enriquecida con abono.

Consejos y advertencias

  • La siembra de Altamisa por división de la planta debe realizarse a finales del invierno o de marzo, según sea el caso, previo a la aparición de los brotes.
  • La Altamisa es ligeramente tóxica y no es aconsejable administrarla a niños ni mujeres embarazadas.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente