Cómo cultivar Ginseng

Escrito por elizabeth garay ruiz Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar Ginseng
(Blue Jean Images/Digital Vision/Getty Images)

El Ginseng es la raíz de una planta y es altamente valorado por sus propiedades: es vigorizante, ayuda a la concentración, elimina el estrés, disminuye el colesterol, es un estimulante sexual, previene el cáncer, controla la diabetes. Se conocen tres tipos: Asiático (Corea, China y Japón), Americano y Siberiano. Siendo el más demandado el primero. Puede ser: blanco, que es la raíz después de cortarla; marrón, que es cuando se seca; y la roja, que es cuando ha sido tostada al vapor y luego se pone a secar. Crece en forma silvestre al pie de los robles, maples y encinos. Aunque toma tiempo su cultivo, su aporte hace que valga la pena la espera.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pala de mano en punta
  • Semillas de ginseng
  • Agua de riego
  • Fertilizantes naturales

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona un espacio, preferentemente bajo árboles. El lugar donde tienes que sembrar las semillas debe ser con sombra y en tierra. En caso de que no sea así, el espacio debe ser semisombrío.

  2. 2

    Haz varios hoyos en la tierra de aproximadamente unos 3 cm de profundidad. Coloca cuantas semillas quieras, dándoles un espacio entre ellas de unos 5 cm y cúbrelas.

  3. 3

    Riega el espacio donde colocaste las semillas. Es muy importante que mantengas este lugar húmedo, sin que provoques encharcamiento.

  4. 4

    Tendrás que esperar alrededor de dos años para ver cómo la planta sobresale de la tierra. Posteriormente, unos tres años después, la planta estará madura para su cosecha que esto será cuando alcance unos 50 cm. sobre el nivel de la tierra.

  5. 5

    Al retirar la planta del suelo, la raíz es lo que tendrás que cosechar, por lo que el resto de la planta, que es inútil, podrás desecharlo.

  6. 6

    La raíz con el tiempo se va oscureciendo, lo que intensifica sus propiedades. Puedes utilizarla desde que está blanca o esperar un tiempo a que seque más y tome más color.

Consejos y advertencias

  • Antes de poner las semillas en la tierra, oxigénala para mejorar su estructura. Esto lo puedes hacer picando la tierra con la pala. Posterior a este proceso puedes también enriquecer la tierra con fertilizantes naturales como hojas secas o composta. Estos dos aspectos ayudarán a un mejor desarrollo de la planta.
  • Mientras crece la planta, es muy importante mantenerla protegida del sol, ya que es una planta que necesita lugares sombríos y húmedos. Así también procura mantener el lugar húmedo, con riego constante, pero no dejes que se encharque.
  • La recolección debe ser entre septiembre y octubre.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles