Cómo cultivar manzanilla

Escrito por ehow contributor | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar manzanilla

Además de que la manzanilla es una hierba muy popular para preparar té, es también una encantadora flor anual (vive sólo un año) que resulta perfecta para las casas de campo y los jardines rústicos de estilo silvestre.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pala y paleta de jardín
  • Semillas
  • Mantillo o turba
  • Matas de manzanilla
  • Fertilizante
  • Compostero

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra algunas plantas de manzanilla que luzcan saludables, frescas y sin signos de enfermedades o plagas. Cada mata debe tener un follaje robusto y de preferencia no llevar flores, pues esto último en realidad es una ventaja. La energía de una planta joven debe inclinarse al desarrollo de un sistema de raíces fuerte en vez de a la floración.

  2. 2

    Elige un sitio a pleno sol con un suelo nutritivo y bien drenado.

  3. 3

    Trabaja en un suelo nutritivo, de preferencia adicionado con mucha tierra de composta.

  4. 4

    Siembra semillas en primavera o a mediados de otoño. Guarda un espacio de 6 pulgadas (15 cm) entre una mata y otra para conseguir un efecto de alfombra tupida que cubra el suelo. En jardines de hierbas y flores, espacia cada planta unas 18 pulgadas (45 cm).

  5. 5

    Mantén el suelo bien húmedo. La aplicación de una capa de mantillo es una excelente idea.

  6. 6

    Retira las flores marchitas o recorta la planta de vez en cuando para promover nueva floración.

  7. 7

    Abona cada cuatro o seis semanas o agrega un poco de fertilizante de liberación lenta al momento de la siembra.

  8. 8

    Arranca por completo todas la matas de manzanilla anual (en este punto comienzan volverse amarillas) al fin de la temporada o una vez que caiga la primera helada. Recorta las plantas de tipo perenne hasta dejarlas sólo de unas 2 o 3 pulgadas (5 o 8 cm).

Consejos y advertencias

  • La manzanilla se consigue en variedades anuales (la que crece y vive sólo un año) y perennes (que crece y florece año tras año). La variedad alemana (Matricaria recutita) es del tipo anual, mientras que la romana (Anthemis nobilis) es del tipo perenne.
  • Con sólo 3 y hasta 9 pulgadas ( 8 a 23 cm) de altura, la manzanilla se extiende alrededor de unas 24 pulgadas (61 cm) a la redonda, por lo que es útil como cubierta en jardines y prados. Entre principios y mediados de verano, se cubre de lindas flores blancas y amarillas que ha menudo se utilizan en la preparación de tés que ayudan a calmar malestares estomacales, a aliviar la irritación del sistema digestivo y a relajar los nervios.
  • La manzanilla gusta del suelo húmedo pero no empapado y crece bien entre adoquines y empedrados. Se desarrollará mejor en sitios donde las temperaturas en verano no superan los 100 grados F (38 grados celsius).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles