Cómo cultivar menta en el interior

Escrito por s. a. holt | Traducido por marcela carniglia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar menta en el interior
Menta.

La menta no tiene por qué ser una adición de temporada en tu cocina. Puedes cultivar menta en una pequeña maceta o en una botella todo el año cerca de una ventana asoleada. La menta es una gran favorita en la mayoría de los jardines de hierbas. Es fácil de cultivar, puede ser utilizada para cocinar y para artesanías y huele genial. Además, contribuye a una buena presentación al decorar una comida. Una ramita de menta en un plato es una guarnición inesperada. Puede ser utilizada como un aliento refrescante después de la comida.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una maceta de 4 pulgadas (10,16 cm) o una botella de 12 onzas (355 ml)
  • Mezcla para maceta
  • Musgo u otro mantillo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cultivando menta

  1. 1

    Elige una maceta de 4 pulgadas (10,16 cm) con un buen drenaje.

  2. 2

    Proporciónale a la menta una mezcla para macetas de calidad que incluye vermiculita o perlita para ayudar a conservar la humedad.

  3. 3

    Llena 3/4 partes de la maceta con la mezcla y agrega los esquejes de menta o una pequeña planta y cubre con tierra.

  4. 4

    Presiona la tierra en el lugar para remover los bolsillos de aire.

  5. 5

    A la menta le gusta la humedad, así que incluye una capa de 1/2 pulgada (1,27 cm) de mantillo sobre la tierra.

  6. 6

    Mantén las plantas de menta uniformemente húmedas todo el tiempo. Si el riego puede ser un problema, considera la posibilidad de agregar polímeros de retención de agua a la tierra o añadir mechas y un plato de depósito.

  7. 7

    Ofrécele a la menta buena luz de sol indirecta en una ventana que mire hacia el oeste o hacia el sur en el invierno, o al este en el verano.

  8. 8

    Cosecha las pequeñas ramas de menta luego del primer mes. No tomes más de la mitad del follaje en las estación de invierno.

    Cultivando menta en agua

  1. 1

    Coloca los esquejes de menta de un largo de seis pulgadas (15,24 cm) en un frasco de vidrio lleno las 3/4 partes con agua tibia.

  2. 2

    Agrega fertilizante líquido según las instrucciones del fabricante.

  3. 3

    Coloca el frasco en una ventana que reciba seis horas de luz por día.

  4. 4

    Reemplaza el agua una vez a la semana.

  5. 5

    Limpia el frasco si desarrolla algas.

  6. 6

    Cosecha no más de la mitad de la longitud de la ramita durante el invierno, y sólo si ves nuevas crecimiento. En la primavera, los esquejes deberían tener un crecimiento de las raíces vigoroso, y se pueden plantar en el jardín o en una maceta para el uso en interiores.

Consejos y advertencias

  • Mantén la menta de interior espigada para asegurarte de que tiene suficiente luz. Para mantener la menta tupida, quitándole los tallos largos y antiestéticos, para estimular el nuevo crecimiento.
  • No proporcionar la suficiente luz y agua son las principales causas de los problemas de la menta de interiores. Durante las primeras semanas luego de colocar la planta en el interior, obsérvala atentamente. Si se inclina hacia la luz, necesita una exposición más fuerte, o la luz debería ser complementada con luces de crecimiento. Si la tierra se aparta del lateral de la maceta al momento de regarla, no se estás regando la planta lo suficiente. La tierra debe estar húmeda al tacto en todo momento.
  • Evita utilizar las macetas de terracota para la menta. Les roban mucha humedad a la tierra.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles