Qué darle a un perro en caso de mucosidad excesiva y vómitos

Escrito por bethney foster | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué darle a un perro en caso de mucosidad excesiva y vómitos
Perros.

Si tu perro vomita ocasionalmente, posiblemente no sea un indicio de que padece una enfermedad grave. Es común que los perros vomiten en ocasiones, dado que es la manera natural que tiene el organismo de eliminar alimentos que le caen mal y objetos extraños. Si el motivo es solo una gripe o algo que le cayó mal, se puede tratar el problema en casa, siempre que te asegures de que el animal no está deshidratado.

Otras personas están leyendo

Síntomas

Los perros vomitan, regurgitan, hacen arcadas, tosen y eliminan comida y agua por la boca. Es importante saber distinguir qué de todo esto está haciendo el animal, para poder tratarlo de la manera adecuada. Cuando el perro vomita, los músculos del estómago se fuerzan. Es posible que también babee, haga arcadas y trague saliva. Si está haciendo poco esfuerzo, posiblemente regurgite los alimentos sin vomitar. En ese caso, no verás mucho trabajo en la panza; sin embargo, puedes notar que hace arcadas o tose cuando los alimentos regresan al esófago y la boca. Lo más probable es que las arcadas y la tos sean indicadores de que tiene tos y no de un problema estomacal. En estos casos, el animal seguramente producirá mucosidad, líquidos y sustancias espumosas. Esto será líquido y con muchas burbujas de aire.

Causas

Muchas veces, los perros vomitan simplemente porque comieron de más, muy rápido o alimentos que les hacen mal al estómago, como el pasto. Sin embargo, tanto el vómito como la regurgitación pueden ser signos de enfermedades más graves que afecten al esófago, el estómago y otras partes del cuerpo. Si tu perro vomita y no existen indicios de que se trate de algo grave, puedes tratarlo en casa.

Ayuno

Comienza el tratamiento con un ayuno de 12 a 24 horas en el cual no debes darle comida. Durante ese período, no le des el medicamento preventivo contra los parásitos. El ayuno hace que el estómago y el páncreas del animal descansen. Cuando haya finalizado, dale una pequeña cantidad de agua con azúcar: 1 cucharadita de azúcar con 1 taza de agua, o una solución con electrolitos.

Ailmentación

Si el animal resiste los líquidos y no comienza a vomitar nuevamente, el próximo día dale pequeñas cantidades de algún alimento fácil de digerir. El veterinario puede darte alimentos especiales para estos casos, o puedes preparar algo en casa para tu compañero enfermo. Un huevo cocido (no frito), con pollo hervido y arroz es una buena manera de comenzar. Otra opción es darle comida para bebés que contenga carne. Durante los siguientes días, incluye gradualmente su alimento regular a la dieta, añadiendo un poco más en cada comida, de manera que al séptimo día, ya esté nuevamente comiendo solo su alimento normal. Si vuelve a vomitar en cualquier momento durante el tratamiento, suspéndelo y llévalo al veterinario.

Emergencia

Si el perro padece otros síntomas adicionales, no debes tratar el problema en casa, sino que debes llevarlo al veterinario tan pronto como sea posible. Estos síntomas incluyen: vómito con sangre o con una sustancia que se asemeja a los posos de café, dolor abdominal fuerte, inflamación en la zona abdominal o los costados, dolor o fiebre que exceda los 103 °F (39,4 °C). También debes acudir al veterinario de inmediato si el animal ingirió ibuprofeno, naproxeno o aspirina durante la última semana, si es diabético, si tiene cáncer, si padece alguna enfermedad del riñón, o si toma digoxina por una afección cardíaca.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles