Cómo eliminar el moho de la lechada del azulejo de la ducha

Escrito por s.f. heron | Traducido por ehow contributor

La lechada del azulejo se utiliza como un sellador impermeable al llenar las grietas entre los azulejos individuales. Esta mezcla de cemento y arena (y sus compuestos para colorear la lechada) forma una barrera muy eficaz contra las filtraciones de agua. Con el tiempo la capacidad de impermeabilización de la lechada disminuye por la constante exposición a la humedad. El moho y los hongos se forman a lo largo de la lechada en tu pie de ducha debido a los niveles de humedad excesivos. Tienes la opción de eliminar el moho de la lechada de los azulejos de la ducha tanto con limpiadores naturales como con lejía de uso doméstico tradicional.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cepillo para frotar de cerdas plásticas duras
  • Bicarbonato de sodio
  • Guantes
  • Toallas de papel
  • Vinagre blanco
  • Un cubo
  • Lejía
  • Una botella de aerosol vacía

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Enjuaga las áreas lechadas con agua caliente. Usa tu cepillo para frotar (sin limpiador) para aflojar el moho en la lechada. Enjuaga cualquier moho de la lechada.

  2. 2

    Vierte media taza de bicarbonato de sodio en el cubo y mézclalo bien con un galón de agua. El bicarbonato de sodio es un agente de limpieza natural de uso frecuente para aumentar el poder de la limpieza de los detergentes para ropa y se puede utilizar alrededor de todo el hogar como un desodorante natural. Sin embargo, también funciona bien como un limpiador de uso múltiple en la casa. El bicarbonato de sodio no le hará daño a tus cañerías o azulejos, pero secará tus manos, así que asegúrate de usar guantes en el frotado.

  3. 3

    Espolvorea bicarbonato de sodio a lo largo de las zonas afectadas de la lechada mohosa. Sumerge tu cepillo en la mezcla de bicarbonato de sodio/agua. La adición de agua al bicarbonato de sodio seco crea una pasta que es ligeramente abrasiva, pero lo suficientemente suave para no dañar el azulejo de la ducha. Frota la lechada del azulejo completamente, trabajando la pasta en la lechada.

  4. 4

    Deja que el bicarbonato de sodio se asiente en la lechada del azulejo por lo menos una hora para permitir que el limpiador penetre en el moho para aflojarlo. Después de una hora, enjuaga una pequeña zona para medir tu progreso. El moho puede ser muy difícil de eliminar, por lo que vuelve a aplicar la solución de bicarbonato de sodio si es necesario, frota minuciosamente y enjuaga otra vez. No dañarás tu lechada al dejar esta solución toda la noche.

  5. 5

    Remoja las toallas de papel con vinagre blanco y coloca estos paños húmedos directamente sobre las manchas de moho más obstinadas. Deja el vinagre reposar durante 15 minutos y frota las manchas de moho. Si las manchas todavía resultan difíciles, vierte el vinagre directamente sobre las manchas de moho y frota. Enjuaga y repite hasta que el moho sea eliminado.

  6. 6

    Blanquea las manchas de moho mediante la mezcla de una solución de una parte de blanqueador con 5 partes de agua limpia y fresca en una botella con atomizador. Asegúrate de ventilar el cuarto de baño bien antes de rociar lejía. Remoja las zonas enmohecidas por completo y deja que la solución trabaje durante 15 minutos. Frota vigorosamente y enjuaga con agua fría. Repite si es necesario.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media