Cómo enseñarle a tu hija pequeña a ser una mujer educada

Escrito por lars tramilton | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñarle a tu hija pequeña a ser una mujer educada
Dale consejos tempranos a tu hija sobre el comportamiento adecuado. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Para un padre nunca es demasiado temprano para empezar a educar a una hija sobre el comportamiento adecuado y los buenos modales, ya sea que tenga 4 o 14 años. Es probable que las cosas que se nos inculcan de pequeños se vuelvan hábitos para siempre. Si quieres educar a tu hija sobre cómo ser una mujer educada que actúa con gracia, encanto, elegancia y consideración por los otros, existen muchas maneras para hacerlo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Enséñale el valor de un cuidado correcto. Para ser una mujer correcta, es importante cuidar tu apariencia exterior y la impresión que das a los demás. Enséñale a bañarse a diario y a usar siempre ropa limpia, fresca y sin arrugas. Asegúrate de que tu hija sepa el concepto de modestia y no revele demasiado en cuanto a la piel. Con respecto a los cosméticos, menos es más. Un poco de base bajo los ojos y sobre las imperfecciones de la piel así como una capa de máscara en las pestañas debería ser suficiente en la mayoría de los casos.

  2. 2

    Infórmale a tu hija sobre la etiqueta sobre el saludo de manos. Este es un elemento importante de etiqueta. Después de todo un saludo de manos es el momento de la primera impresión, lo cual es clave. Muéstrale a tu hija que en situaciones de presentación con hombres, es responsabilidad de la mujer extender su mano para el saludo.

  3. 3

    Enséñale los modales adecuados para la mesa a tu hija. Los modales en la mesa son lo más importante cuando se trata de comportarse como una mujer educada. Enséñale que cuando necesite dejar la mesa por cualquier razón (como tener que ir al baño) todo lo que debe decir es "Discúlpenme". No hacen falta los detalles. Enséñale a tu hija a no masticar comida mientras habla. Incúlcale el concepto de no refrescar su maquillaje en la mesa. Estas cosas siempre deben hacerse en privado y en el baño.

  4. 4

    Enseña a tu hija cómo debe mostrar gratitud. Cuando se trata de comportarse como una verdadera dama, la gracia es uno de los mejores elementos. Cuando alguien hace algo por una mujer, ya sea sostener la puerta o presentarse con un obsequio, ella debe ser muy agradecida, ya sea diciendo "realmente aprecio esto" o simplemente "muchas gracias". Para ser como una dama, es útil usar estos consejos o frases a menudo.

  5. 5

    Dile a tu hija que sonría mucho. La sonrisa es una manera fácil de hacer que la gente se sienta bien hacia ti. Si le sonríes a alguien más, esto también lo hará sentirse bien. Para dar un aura positiva, sonríe frecuentemente a los demás. Mira a los ojos y sonríe de manera auténtica, genuina y sincera.

  6. 6

    Habla con tu hija sobre respetar la privacidad de otras personas. Una verdadera dama nunca husmea o pregunta cosas inapropiadas (y potencialmente vergonzosas) sobre otras personas. Dile a tu hija que se abstenga de preguntar sobre asuntos personales en cuanto a temas de peso, edad y finanzas.

  7. 7

    Enséñale a tu hija a ser una buena oyente. Para actuar con gracia y encanto, la habilidad de escuchar de manera activa es necesaria. Las mujeres educadas nunca interrumpen a otras personas en medio de sus conversaciones. Es vital que las damas escuchen más de lo que hablen.

  8. 8

    Promueve la puntualidad. Nunca está bien visto para una dama o alguien educado llegar tarde a un compromiso, incluso si es por sólo dos minutos. Si hay una emergencia y la dama debe retrasarse, debe llamar y avisar a la persona que está esperando. Llegar tarde es un desprecio y genera el mensaje de que no respetas el tiempo de las otras personas.

Consejos y advertencias

  • Cuando le enseñes a tu hija sobre modales y cómo ser una dama, remarca la importancia de mantener un temperamento que siempre sea ecuánime y suave sin importar cuál sea la situación. Una dama debe evitar levantar su voz y parecer fuera de control, especialmente en público.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles