Cómo entablillarle la pata quebrada a un perro

Escrito por grace keh | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Siempre es más difícil sanarle una herida a un perro que a una persona por el simple hecho de que el animal no puede comunicarse. Muchos perros pueden reaccionar de forma violenta cuando sienten dolor; debes tomar precauciones y colocarle un bozal, incluso si es tu propio perro. Si el perro no te pertenece, acércate con mucho cuidado. Lo mejor sería llevar el perro al veterinario inmediatamente después de sufrir la herida, pero si hay que moverlo mucho para transportarlo hasta el auto, entonces lo más recomendable es entablillarlo antes de subirlo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un rollo de algodón
  • Vendaje de gasa elástica
  • Una percha de alambre
  • Lazos (cinta, cuerda, tela o vendas)
  • Material de relleno
  • Material de transporte (cartón, toalla, sábana)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Examina la fractura. Una quebradura no siempre es aparente y podría tratarse de un esguince. Si crees que está fracturado, lo primero que debes hacer es calmar al perro y buscar un lazo o bozal para protegerte. Mantén al perro quieto. Para una herida en la pata frontal tienes que usar dos palitos o cualquier otro material duro y amarrar las tablillas a la pata con firmeza, luego lo llevas al auto para transportarlo. Sigue las siguientes instrucciones si la fractura es en la pata trasera.

  2. 2

    Evita enderezar el hueso si se trata de una fractura expuesta. El entablillado sirve para mantener el hueso inmóvil mientras se transporta el animal para impedir que se agrave la herida. Se puede llegar a producir un daño más severo del tejido si se manipula el hueso o, lo que es peor, una perforación de las arterias vitales que podría causar una muerte instantánea.

  3. 3

    Véndale toda la pierna con un rollo de algodón e intenta no mover el hueso roto. Si hay una herida expuesta puedes colocarle gasa antes de vendarlo. Una vez que lo hayas vendado bien con el algodón envuelve toda la pata cuidadosamente con gasa elástica. Procura que el vendaje no quede muy ajustado para no cortar la circulación. Este paso puede saltarse si uno está en una zona alejada como un bosque o si no dispone de los materiales.

  4. 4

    Busca perchas de alambre que sirvan de soporte y dóblalas para que se amolden a la forma de la pata quebadra. Mientras haces esto debes asegurarte de no moverle la pata y de ajustar la percha sin tocar la herida. Una vez que hayas logrado la forma que querías, colócala con mucho cuidado a lo largo de la pata. Las perchas actuarán de tablillas.

  5. 5

    Asegura las perchas en su lugar con vendajes o con un trozo de tela grande cortado en tiras que sirvan de lazos. También puedes usar cinta si no dispones de estos materiales. En caso de haber saltado el paso 3, se recomienda mucho usar algún material de relleno debajo de la cinta para impedir que se pegue al pelo del perro, sobre todo si lo único que tienes es cinta adhesiva. Es mejor usar algún tejido debajo de la cinta antes que nada. Esto es para que el perro no sienta tanto dolor cuando se quite la cinta y para que el veterinario pueda acceder a la herida con mayor facilidad tan pronto como llegue el perro.

  6. 6

    Lleva el perro al automóvil. Esto puede resultar complicado dependiendo de dónde te encuentres. Si estás lejos del vehículo y hay alguien cerca, entonces pídele que te ayude a llevarlo para que el perro se mueva lo menos posible. También es muy conveniente transportarlo en una tabla grande si tienes una. Si el perro es demasiado grande y te cuesta llevarlo al automóvil con cuidado, lo mejor es colocarlo sobre una sábana o toalla y arrastrarlo lentamente. Sin importar cómo lo transportes, lo esencial es mantener la pata quebrada lo más firme posible.

  7. 7

    Conduce derecho hacia la veterinaria. Aunque tomes todas las precauciones para entablillarlo, es probable que durante el proceso la pata se lastime y que una pequeña fractura se convierta en una fractura compleja. Cuando un perro sufre una fractura necesita ser atendido de inmediato para aumentar las posibilidades de salvar la pata. Evita entrar al perro una vez que llegues a la veterinaria. Dirígite a la oficina y solicita ayuda para transportarlo.

Consejos y advertencias

  • Si hay algún desconocido cerca que pueda asistirte no dudes en pedirle ayuda. Es mucho más fácil hacer un entablillado con la ayuda de alguien más. Que la otra persona lo sostenga mientras tú haces el procedimiento, a menos que sea tu perro y tengas la seguridad de que se pondrá agresivo si un extraño lo toca. De ser así, colócale un bozal; si no tienes uno, entonces tú deberás sostenerle la cabeza al perro mientras el desconocido lo entablilla.
  • El entablillado es muy importante, pero más lo es tu seguridad. Si el perro se pone agresivo y se resiste, no te queda otra opción que trasladarlo a la veterinaria sin entablillarlo. Si el perro se encuentra en una zona peligrosa, por ejemplo, una autopista o una calle muy transitada, primero sácalo de allí de la forma que puedas y luego trata de entablillarlo. Busca ayuda si el perro se vuelve muy agresivo; jamás intentes entablillar a un perro desconocido si ves que quiere morderte. Un perro herido y confundido puede ser extremadamente peligroso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles