¿Por qué mi escape huele a gas?

Escrito por andrew rothmund | Traducido por lorena perez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué mi escape huele a gas?
Los humos del escape pueden ser peligrosos para tu salud. (Auto Exhaust image by Digital Photique from Fotolia.com)

El gas o humo del escape con un olor especialmente fuerte es indicativo de una amplia variedad de posibles problemas. Esto generalmente se llama "mezcla rica", en oposición a "mezcla pobre" y el olor a gas por lo general puede ser sentido en todo el automóvil cuando está apagado.

Otras personas están leyendo

Aire a combustible pobre

La relación aire-combustible podría estar fuera de equilibrio (el exceso de combustible sin quemar se agota en forma de humo). Esto suele ser un síntoma de problemas mayores y más complicados, y es por lo que se genera el olor de escape "gaseoso".

Sensores de oxígeno

Los comúnmente conocidos como "sensores de O2", pueden fallar y hacer que la computadora del vehículo ajuste incorrectamente la relación aire-combustible, y luego haga que el motor funcione con excesos. Por lo general, el vehículo mostrará una advertencia en el tablero de instrumentos, a veces sólo como una luz de revisión del motor.

Catalizador

Los convertidores catalíticos trabajan para eliminar los gases de escape de los subproductos nocivos del combustible quemado. Debido a esto, a veces pueden llegar a obstruirse, estancarse o emitirse de otro modo ineficaz. Esto modificará la relación aire-combustible, haciendo que el coche tenga una mezcla demasiado rica.

Problemas ECU

Todos los autos modernos utilizan algún tipo de gestión informática para regular al motor. A veces pueden ocurrir problemas con el software que se ejecuta en la computadora, causando una variedad de problemas. Una visita a un mecánico certificado se requiere generalmente para examinar el estado de la computadora.

Correa dentada o cadena

Las correas dentadas y cadenas se pueden estirar a lo largo de la vida del motor. Por lo general es recomendado por la mayoría de los fabricantes, cambiarlas cada 50.000 a 75.000 millas (80.000 a 120.000 kilómetros). Cuando se estiran, el árbol de levas del motor queda desalineado con los pistones y desincronizado, lo que lleva a que haya combustible no utilizado o a que no haya suficiente aire.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles