Lifestyle

Cómo escribir una autobiografía para adolescentes

Escrito por christina hamlett | Traducido por verónica sánchez fang
Cómo escribir una autobiografía para adolescentes

Aunque seas muy joven puedes escribir tu autobiografía.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Conforme te acercas a la edad adulta, es útil hacer un balance de lo que has logrado, determinar dónde quieres estar en el futuro, y evaluar la educación y las habilidades que necesitas para alcanzar esas metas. Aunque las autobiografías son generalmente consideradas como libros escritos por celebridades o personas mayores, guardar tus recuerdos en un formato autobiográfico es una gran manera de identificar lo que es importante para ti y analizar algunos de los acontecimientos que han influido en tu personalidad y en tus decisiones.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fotos familiares
  • Fichas (opcional)
  • Un cuaderno y papel (opcional)
  • Una grabadora (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lee autobiografías publicadas de las personas que admiras o sientes curiosidad por conocer para familiarizarte con la estructura y las ventajas y limitaciones de la narración en primera persona.

  2. 2

    Determina a qué lectores la dirigirás. Si, por ejemplo, estás escribiendo tu autobiografía para gente que no conoces, tendrás que incorporar más detalles que si sólo es para amigos cercanos y familiares. Si escribes, "Emily y yo siempre estamos peleando", un amigo o un familiar no se confundirá, pero un extraño necesitará alguna explicación sobre quién es Emily.

  3. 3

    Decide cuál será el tema general y cómo será recibido por los lectores. Contar tu historia cronológicamente desde el nacimiento hasta los 15 años, por ejemplo, puede ser completamente fascinante para ti, porque estabas allí, pero puede no interesarle a nadie más. Si, en cambio, te concentras en la ansiedad de la transición de la secundaria a la preparatoria o en la frustración de mudarte a una nueva ciudad y a la escuela en la que no conocías a nadie, puede que le interese más a otras personas.​.

  4. 4

    Comienza con un esbozo dividido en cuatro partes y titula las secciones como Pasado, Presente, Futuro y Reflexiones aleatorias. Puedes componer los elementos directamente en tu computadora o escribir notas en tarjetas que puedes llevar contigo. Un cuaderno también funciona bien, porque te permite llevar el contenido contigo a medida que piensas en nuevos temas para agregar. La cantidad de material que asignes a estas secciones depende de la decisión que tomaste en el paso 3.

  5. 5

    Crea subdividiones en la sección Pasado como:lugar de nacimiento, padres, hermanos, abuelos, antepasados, infancia, escuela primaria, enfermedades y juguetes favoritos. Anota todo lo que puedas recordar, ya sean cosas que hayas experimentado personalmente o que te hayas enterado por otras personas sobre tu familia y tus ancestros a medida que fuiste creciendo (por ejemplo, si desciendes de los vikingos).

  6. 6

    Pídele a tus padres, abuelos y amigos de la familia que te ayuden a llenar algunos de los espacios en blanco sobre por qué vivías en un barrio en particular, de qué trabajaban tus padres, cómo te llevabas con tus hermanos u otros niños, o tus primeras vacaciones. Toma muchas notas o usa una grabadora.

  7. 7

    Mira los álbumes de fotos familiares o álbumes de recortes para encontrar más pistas sobre tu historia. Si tienes familiares a los que les gusta guardar todo, puedes incluso llegar a encontrar viejas tarjetas de calificaciones, dibujos o premios que hayas recibido por proyectos de ciencias. Analiza cómo estos elementos y eventos han moldeado tu identidad en la infancia y siguen siendo una parte de tu personalidad en la adolescencia.

  8. 8

    Divide la categoría Presente en subdivisiones como: amigos, deportes, la escuela secundaria, animales, ropa, tareas domésticas, pasatiempos, automoviles y enamoramientos. Reflexiona sobre las personas con las que interactúas todos los días, tus bocadillos favoritos, la música que escuchas y las clases que estás tomando en la escuela. Aunque algunas entradas te parezcan que no son nada fuera de lo común, la gente de otras culturas puede encontrarlas fascinantes si nunca las ha experimentado por sí misma.

  9. 9

    Crea subsdivisiones en la sección Futuro que aborden temas tales como qué vas a hacer después de la graduación, a dónde te gustaría viajar, cuál es tu trabajo ideal, si se te imaginas teniendo hijos, quiénes son tus mentores y qué tradiciones familiares piensas continuar cuando seas adulto.

  10. 10

    Identifica preocupaciones, arrepentimientos, sueños, fobias, hábitos y creencias espirituales en la sección de Reflexiones aleatorias. Aunque no todas estas cosas entren en tu producto terminado, muchas te refrescarán la memoria y te llevarán a recordar más eventos de tu vida. Aquí es donde puedes identificar cosas como qué libros han influido en tu forma de pensar, las cualidades que te gustan o disgustan de ti mismo, tus posesiones favoritas, quién querrías que te represente en una película sobre tu vida, y lo que has observado sobre el amor, el odio, el dolor, la fidelidad y la perseverancia.

  11. 11

    Comienza a escribir y tratar de mantener un horario constante para no perder tu hilo de pensamiento. Guarda copias de tu trabajo. Resiste la tentación de editarlo hasta que hayas terminado el primer borrador. De lo contrario, podrías pasar mucho tiempo tratando de llegar a la primera frase perfecta.

Consejos y advertencias

  • Los diarios guiados, tales como "The Book of Self-Acquaintance" de Margaret Tiberio te pueden ayudar a formular preguntas profundas acerca tus miedos, ansiedades, aspiraciones y creencias espirituales. Invita a tus amigos a que te hagan una entrevista, sin que te muestren las preguntas de antemano.
  • Es posible que desees comenzar a componer algunos trabajos autobiográficos breves (de 200 a 350 palabras) para ver si hay un patrón en ellas que puedas incorporar en un formato autobiográfico. Puedes incluso ser capaz de vender estas piezas cortas a revistas.
  • Cuando sea posible, incluye fotografías para complementar el texto.
  • Mientras que los escritores suelen incluir una referencia a lo que estaba pasando en el mundo en el momento que escribían su autobiografía, tales discusiones pueden distraer a los lectores de la historia central. Si te sientes obligado a hablar de los descubrimientos científicos, los desastres naturales o las elecciones presidenciales, debería ser en el contexto de cómo te afectó emocionalmente o cómo cambió tu punto de vista.
  • Aunque es lícito omitir mención de meses o años que simplemente no eran tan memorables, no des marcha atrás ni saltes de un lado a otro una vez que tu impulso esté en marcha.
  • Sé sincero, pero no hiriente.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media