Cómo escribir con tu mano no dominante

Escrito por kathryn hatter | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo escribir con tu mano no dominante
Desarrolla habilidades de escritura en tu mano no dominante. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Tu mano dominante es la mano que usas normalmente para comer, escribir y para propósitos generales. Debido a que usas más esta mano, usualmente tiene más fuerza y destreza que tu otra mano. Las razones para desarrollar habilidades en tu mano no dominante pueden variar, incluyendo la necesidad por enfermedad o lesiones y curiosidad o deseo de experimentar. Escribe con tu mano no dominante para explorar tus habilidades con esta mano.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un bolígrafo
  • Papel rayado

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Siéntate cómodamente en una silla con una mesa frente a ti. Coloca el papel sobre la mesa, en un ángulo que facilite la escritura. Si vas a escribir con tu mano izquierda, coloca el papel a la derecha, a un ángulo aproximado de 25 grados. Si vas a escribir con la mano derecha, coloca el papel a la izquierda, a un ángulo de 25 grados, aproximadamente.

  2. 2

    Sostén el bolígrafo con tu mano no dominante usando el mismo agarre que usas para tu mano dominante. Mantén tu agarre de forma confortable.

  3. 3

    Escribe una frase simple como "Mi nombre es (tu nombre), y esto es mi escritura manual con mi mano no dominante". Escribe lentamente y con cuidado para formar las letras de forma tan prolija como sea posible. Utiliza letra imprenta o cursiva para escribir.

  4. 4

    Practica escribiendo a diario con tu mano no dominante si deseas desarrollar esta habilidad. Escribe cualquier cosa para practicar: letras de canciones, cartas, anotaciones, listas o artículos de revistas. Tu escritura será más lenta y menos refinada con tu mano no dominante; sin embargo, puedes aprender a usar esta mano con esfuerzo.

Consejos y advertencias

  • El hemisferio izquierdo del cerebro controla el lado derecho del cuerpo y el hemisferio derecho controla el lado izquierdo. Cualquiera que sea el lado dominante de tu cuerpo, el lado opuesto de tu cerebro también será dominante. Paul David Nussbaum, en su libro "Salva tu cerebro", recomienda desarrollar habilidades con tu lado no dominante para aumentar la actividad neurológica en el hemisferio no dominante del cerebro. Estas actividades pueden aumentar el bienestar cerebral.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles