Cómo establecer metas de aprendizaje para un curso

Escrito por kim bentley | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo establecer metas de aprendizaje para un curso
Los objetivos y metas ayudan a los alumnos a saber qué van a poder hacer gracias a lo aprendido. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Establecer metas y objetivos para un curso es parte del diseño instruccional. Estos objetivos se escriben para ayudar tanto a los alumnos, como a los profesores. En el caso de los alumnos, estas afirmaciones les marcan la dirección de la clase y los ayudan a saber qué esperar de las lecciones. En el caso de los profesores, los objetivos y metas les proporcionan una guía que los ayuda a mantener un camino a lo largo del curso. Los objetivos y metas de aprendizaje deben estar escritos en un lenguaje claro y conciso y deben describir qué se espera de los alumnos hacia el final del proceso.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Establece estándares de nivel para la materia que enseñas.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Escribe un borrador con los temas del curso y crea varias lecciones diferentes que incluyan el contenido. Desarrolla y escribe cada lección individual, que contenga sus objetivos y metas de aprendizaje. Utiliza verbos de acción para comenzar cada objetivo y describe aquello que los alumnos podrán hacer al final de cada lección. Algunos ejemplos podrían ser los siguientes: presentar, exhibir, demostrar, llevar a cabo, sintetizar. Asimismo, los objetivos deben ser medibles, para darles una idea a los alumnos de hasta qué punto deben poder realizar determinada tarea aprendida. Por ejemplo, "identificar por lo menos 10 especies de insectos y clasificarlas correctamente". En este ejemplo, las palabras "identificar" y "clasificar" le indican al alumno lo que debe hacer y el número "10" es el elemento medible, que les indica el grado en el que deben lograr el objetivo.

  2. 2

    Desarrolla varias ideas de objetivos y metas basados en las diferentes lecciones que hayas preparado. Preparar las lecciones por anticipado te ayudará a definir el contenido de la unidad y te dará una idea más clara de cuál es el objetivo global.

  3. 3

    Crea las evaluaciones de cada lección y luego la evaluación final. Asegúrate de que las evaluaciones de las lecciones se correspondan con sus objetivos y metas. Por ejemplo, si uno de los objetivos de una lección es "que los alumnos puedan conjugar los verbos que se encuentran en el vocabulario de la unidad", entonces la evaluación deberá analizar su capacidad de realizar esa tarea. En este ejemplo de conjugar verbos en una lengua extranjera, no tendría sentido establecer esta habilidad como objetivo y después no evaluarla.

  4. 4

    Analiza los diferentes objetivos, lecciones, metas y evaluaciones. Vuelve a revisar el borrador de los objetivos y metas que escribiste y adáptalos para asegurarte de que se correspondan con la información que presentaste a lo largo de la unidad. Recuerda utilizar palabras de acción para describir las metas y objetivos que definan con claridad lo que se espera de los alumnos como resultado de las lecciones. Por ejemplo, "los alumnos deberán poder identificar correctamente las constelaciones mayores del Hemisferio Norte".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles