Etapas del embarazo de un ratón

Escrito por jelena woehr | Traducido por aldana avale
Etapas del embarazo de un ratón

Etapas del embarazo de un ratón.

mouse image by Henryk Olszewski from Fotolia.com

Los ratones experimentan un período de gestación de aproximadamente 21 días luego de la concepción. La mayoría de los embarazos avanzan de manera normal con poca intervención humana. El alumbramiento generalmente se produce sin acontecimientos extraordinarios, aunque una hembra perturbada durante el parto puede matar a su cría. Aunque los embarazos de ratón progresan rápidamente, se advierten algunas etapas marcadas.

Otras personas están leyendo

Consideraciones

La mayoría de los ratones mascota no deben ser criados y los dueños de estas mascotas no deben intentar aparearlos. Sólo los ratones que sean superiores en salud y temperamento deben hacerlo. Los ratones utilizados para ello también tienen al menos un árbol genealógico de cinco generaciones que muestra una historia familiar de buena salud. Los dueños que piensen en aparear a su ratón deberán considerar el riesgo de la pérdida de la madre y todos los bebés. Incluso si el embarazo y el parto van bien, el problema es encontrar hogares para los bebés que nacen. Es difícil encontrar adoptantes que cuiden por ellos.

Apareamiento

Se debe introducir al macho y la hembra en una jaula que no sea la casa habitual de ninguno de los dos. Ésto ayudará a evitar la disputa territorial. La mayoría de los machos se volverán amables con la hembra inmediatamente o al menos se tolerarán. La hembra experimenta el estro cada tres o cinco días, por lo tanto quedará preñada dentro del primer al quinto día de convivir con el macho. Para aumentar las posibilidades de embarazo, deja al macho y a la hembra juntos por al menos 16 días. Siempre separa a los padres potenciales al día 16 para evitar cualquier posibilidad de parto con el macho dentro de la jaula.

Semana uno

Durante la primera semana del embarazo del ratón, será imposible saber visualmente que está preñada. Pesar diariamente a la hembra podrá revelar un aumento de peso. Los pezones de la misma se volverán más prominentes. Puede advertirse un cambio de comportamiento, particularmente si los dueños conocen los hábitos habituales de la hembra.

Semana dos

En la segunda semana del embarazo de ratón, es posible observar algo de "abultamiento" en su panza. Es posible sentir a los bebés dentro del útero de la madre hacia el final de esta semana, pero esto no es aconsejable. La palpación por otra persona que no sea un veterinario podría matar a un bebé, causar septicemia y pérdida de todos los bebés así como también de la madre. Durante la segunda semana, la hembra preñada acumulará alimento y comenzará a evitar el contacto con el macho, si aún viven juntos.

Semana tres

La tercera semana del embarazo de un ratón se caracteriza por un rápido aumento de peso. Algunos ratones en esta etapa lucen como si se hubieran comido una pelota de golf. Otros pueden lucir de la misma forma que cuando no estaban embarazadas. La posibilidad de ocultar un embarazo de esta forma hace que sea fundamental que el macho y la hembra sean separados en el día 16 incluso si ella no parece estar embarazada. La ratona que esté cerca de parir grandes camadas puede lucir incómoda e inquieta. Está bien sostenerla en este momento, pero deberás ser suave y dejar que haga equilibrio sobre sus pies en tu mano o regazo. Nunca presiones el vientre de una ratona preñada.

Parto

La mayoría de las ratonas dan a luz fácilmente y sin ningún evento extraordinario. Los bebés chillarán con fuerza cuando tengan hambre. No molestes a la madre los dos días siguientes al parto de una camada, excepto para llenar los recipientes de agua y comida. Mientras sigas escuchando chillidos, los bebés estarán vivos y bien. Los complicaciones durante el parto son raras y generalmente pueden ser sorteadas por la ratonas con el tiempo, aunque los bebés podrían no sobrevivir si las complicaciones retienen a la madre alejada de su nido por un lapso de tiempo prolongado. Si una ratona que parece estar en labor de parto - anidación frenética, se esconde en el nido y/o deja pequeñas manchas de sangre en su cama - no ha dado a luz a ninguna cría dentro de las 12 horas, es momento de ver un veterinario.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media