Cómo exprimir las glándulas anales

Escrito por china zmuida | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo exprimir las glándulas anales
(Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Ubicadas a los lados del ano de tu perro hay dos glándulas del tamaño de guisantes, conocidas como glándulas anales o sacos. Cuando tu perro comienza a frotar sus patas traseras a lo largo de tu alfombra o lame su trasero, las culpables potenciales podrían ser las glándulas obstruidas. Estas glándulas inflamadas pueden causar problemas, tales como infecciones y abscesos. En la mayoría de los casos, los perros, pueden exprimir naturalmente estas glándulas al usar el baño. Sin embargo, algunas razas necesitan ayuda para evitar complicaciones. Tener a dos personas, una para sujetar a tu perro y otra para hacer el procedimiento, puede hacer el proceso más fácil.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Guantes de látex
  • Toallas de papel
  • Una mesa
  • Vaselina
  • Un jabón
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pónte un par de guantes de látex. Mantén las toallas de papel a mano, las cuales necesitarás para tomar las secreciones.

    Cómo exprimir las glándulas anales
    (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)
  2. 2

    Para tu perro sobre una mesa. Deja a un familiar o amigo de pie a la derecha del lado de tu perro, con una mano sosteniendo el abdomen de tu perro. Esto evitará que tu perro trate de sentarse.

  3. 3

    Lubrica tu dedo índice con vaselina. De pie en el lado opuesto de tu perro. Coloca con cuidado tu dedo índice en el ano de tu perro. Tu pulgar debería estar en el exterior del ano de tu perro.

  4. 4

    Aprieta tu dedo índice contra tu pulgar, haciendo un movimiento suave de pellizco. Usa tus toallas de papel para bloquear la parte trasera de tu perro y capturar las secreciones. Masajear la glándula anal puede ayudar a liberar todas las secreciones, de acuerdo con el veterinario Dr. Marie.

  5. 5

    Repite el proceso con el otro lado de la parte trasera de tu perro. Limpia los residuos de la parte trasera de tu perro con agua y jabón y limpie con una toalla de papel.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu veterinario si las secreciones exprimidas tienen la consistencia de la mantequilla de maní o si tu perro tiene alguna descarga con sangre en ella.
  • No trates de exprimir las glándulas si notas que un absceso se ha desarrollado en el exterior de la piel de tu perro cerca de su trasero. Los abscesos aparecen como una ampolla rota. Tu veterinario necesitará irrigar las glándulas.
  • Si tu perro sigue teniendo problemas después de exprimir su glándula, consulta con tu veterinario para descartar otros problemas médicos, como la tenia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles