¿Qué es un filtro de agua de ósmosis inversa?

Escrito por robert korpella | Traducido por mary gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es un filtro de agua de ósmosis inversa?
Los sistemas de filtrado de agua de ósmosis inversa pueden tratar por lo general de 10 a 35 galones (37 a 130 litros) de agua al día. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

En la ósmosis inversa, o RO (por sus siglas en inglés), se encuentran filtros de agua instalados para reducir la cantidad de sólidos disueltos y partículas presentes en el agua potable. Una membrana recoge estos sólidos a medida que el agua pasa a través del filtro. Lo bien que funcione un sistema de ósmosis inversa depende de la composición química de los sólidos, su concentración en el suministro de agua y el tipo de membrana empleada. Los sistemas de filtrado de agua de ósmosis inversa pueden tratar por lo general de 10 a 35 galones (37 a 130 litros) de agua al día.

Otras personas están leyendo

Ósmosis inversa

La presión osmótica provoca que el agua se mueva a través de una membrana a partir de una solución que tiene unos sólidos a una solución que tiene una mayor concentración de sólidos. El proceso se llama ósmosis. Mediante la inversión de este proceso, el agua puede filtrarse por la membrana a medida que pasa a partir de una solución con alta concentración de sólidos a una solución diluida que contiene algunos sólidos. Agregar presión en el lado de alta concentración de sólidos de la membrana se revierte de forma natural provocando la ósmosis.

Tipos de sistemas

Los sistemas de ósmosis inversa incluyen un prefiltro que atrapa los sedimentos: la membrana RO, que está hecha por lo general de fibras de celulosa sintética; un regulador de flujo para ajustar la presión en el lado de alto contenido en sólidos; un post-filtro que atrapa algunos de los materiales que la membrana de ósmosis inversa dejó pasar; un tanque de almacenamiento de 2 a 5 galones (7,4 a 18,5 l) y una unidad de dispensación. Los filtros de agua de ósmosis inversa pueden instalarse en el punto de uso, por lo general bajo el fregadero de la cocina para el agua utilizada que se utiliza para cocinar o para beber. Estos filtros también pueden instalarse en el punto de entrada, de modo que toda el agua que entra a la casa está ​​filtrada.

Qué es lo que se remueve

Los filtros de agua RO pueden atrapar una variedad de metales suspendidos en el agua. El arsénico, calcio, flúor, hierro, plomo, mercurio y sodio son algunos de los metales e iones que eliminan los filtros de agua de ósmosis inversa. Además, las partículas como el amianto, y algunos plaguicidas como el heptacloro, son atrapadas por sus membranas.

Limitaciones

Los filtros de agua de ósmosis inversa no pueden eliminar materiales como el radón o cloro y no son eficaces eliminando disolventes como tetracloruro de carbono, benceno y tolueno. Un número de pesticidas tampoco se eliminan a través de los filtros RO.

Eficiencia y calidad

Los filtros de agua de ósmosis inversa se ​​utilizan para reducir los sólidos disueltos totales a niveles aceptables. La tasa de rechazo de un filtro es un porcentaje determinado en función de los sólidos totales que puede quitar, así como por el compuesto o material individual. Otra medida de la eficiencia es la tasa de recuperación, la cual describe cuánta agua filtrada produce en comparación con la cantidad de agua que se envía actualmente a través del sistema. El agua que no se purifica se utiliza para eliminar los contaminantes fuera del sistema de filtración de ósmosis inversa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles