Cómo freír un huevo fácilmente

Escrito por ehow contributor | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo freír un huevo fácilmente
Cómo freír un huevo fácilmente (Fried eggs on green plate. Isolated on white. image by Andrey Khritin from Fotolia.com)

Si estás familiarizado con los huevos fritos perfectamente elaborados, sabrás que son deliciosos (suaves en el centro, con la parte blanca tostadita alrededor!). Si has intentado hacerlos, sabrás que algunas veces el resultado puede ser frustrante. ¡Pero aquí te presento una forma de hacerlo realidad!

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 sartén de 25.4 centímetros
  • 1 espátula larga
  • 1 mechero o encendedor
  • 1 cucharada de mantequilla o aceite para cocinar
  • Huevos
  • 1 plato para servir
  • 1 par de guantes para cocina si es necesario

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ten tus utensilios e ingredientes disponibles. Asegúrate de tener el plato para servir listo para recibir el producto terminado.

  2. 2

    Calienta el sartén con fuego medio. La temperatura adecuada se logra cuando dejas caer unas gotas de agua en el sartén y estas se evaporan pero no saltan alrededor. Si el agua salta alrededor, el sartén probablemente está muy caliente. Retíralo del fogón para dejarlo enfriar y ajusta la temperatura en bajo.

  3. 3

    Pon la cucharada de aceite o mantequilla en el sartén. Sostén el sartén por el mango e inclínalo para que el aceite o la mantequilla se distribuyan por toda la base.

  4. 4

    Golpea el huevo firmemente con el borde del sartén para romperlo. Sostenlo cerca del sartén mientras lo abres, no querrás romper la yema antes de comenzar.

  5. 5

    Deja que el huevo se cocine hasta que la parte blanca esté firme en el fondo, pero la parte superior esté gelatinosa. Es bueno que el huevo se ubique en el centro del sartén para que sea fácil de voltear.

  6. 6

    Sostén el sartén por el mango con tu mano izquierda y la espátula en tu mano derecha (¡si eres zurdo hazlo al contrario!). Asegúrate de que la espátula esté lo más cerca del posible del sartén, desliza la espátula por debajo del huevo firmemente, de manera que la yema se ubique encima de la espátula. Debes mover la espátula suavemente, puesto que un golpe brusco podría romperla.

  7. 7

    Con el huevo en la espátula, muévela hacia adelante o hacia los lados para girarlo. La espátula debe permanecer sobre el sartén, de tal forma que girar el huevo será relativamente fácil. Ten cuidado, porque si la yema está suave y se deja caer el huevo de la espátula probablemente se romperá.

  8. 8

    Déjalo cocinar por máximo un minuto y luego, desliza la espátula firmemente debajo del huevo. Retíralo del sartén y ponlo en el plato.

Consejos y advertencias

  • Cocina los huevos de ultimo cuando prepares tu merienda. Ellos tienden a endurecerse cuando se dejan calentando en el horno.
  • Sostén el huevo cerca de la superficie del sartén mientras lo abres. Introduce la punta de tus pulgares en la grieta de la cáscara para abrirlos, si no abre fácilmente dale otro golpe suave.
  • Los huevos de granja frescos funcionan mejor que los huevos producidos en masa y vendidos en las tiendas. Esto se debe a que tienen yemas más fuertes que soportan los movimientos durante la cocción-
  • Cocina los huevos con el equipo adecuado. Un sartén de unos 29.5 centímetros de diámetro funciona perfecto porque tendrás suficiente espacio para mover el huevo. Un sartén es mejor que una cacerola por la misma razón, necesitarás tanto espacio para mover el huevo como sea posible. Utiliza una espátula delgada que sea al menos tan grande como un huevo frito.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles