Cómo hacer fruta confitada

13
Ha sido de ayuda

Las frutas adecuadas para ser confitadas incluyen la piña, cerezas, albaricoques picados, corteza de sandía y limones, naranjas o la piel de la uva. Usa fruta confitada durante los días festivos en las galletas y pastel de fruta o sumérgelas en chocolate para hacer tus propios dulces.

watermwlon in bol image by photooiasson from Fotolia.com

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Prepara la fruta. Corta la piña, el albaricoque y la cáscara de la sandía en trozos pequeños, parte las cerezas por la mitad, retira la médula blanca de los limones, la naranja o la piel de la uva y córtala en tiras o trozos pequeños.

Paso 2

Combina 1 taza de azúcar, 1 taza de miel y 1 1/2 taza de agua en una olla.

Paso 3

Hierve a fuego media, moviendo constantemente, hasta que la mezcla alcance 235 grados F (112 ºC) en el termómetro para dulces.

Paso 4

Deja caer una pequeña cantidad de fruta en el líquido.

Paso 5

Cocina a fuego bajo de 20 a 30 minutos hasta que la fruta o corteza sea transparente.

Paso 6

Drena y repite el proceso con el resto de la fruta.

Paso 7

Enfría la fruta en un contenedor sellado herméticamente.

Consejos y advertencias

  • Puedes blanquear las cáscaras de los cítricos (sumergiéndolos en agua durante algunos minutos) para hacerlas menos ácidas.
  • Si lo deseas, puedes deshidratar la fruta confitada colocándola en capas delgadas en bandejas y secándola de 12 a 18 horas a 120 grados F (48 ºC) hasta que la fruta no sea pegajosa y el centro no tenga humedad.
  • Para secar al sol, coloca las bandejas a pleno sol de 1 a 2 días, moviendo ocasionalmente, hasta que la fruta no sea pegajosa. Entra las bandejas en las noches. Para secar en el horno, colócala en bandejas y seca a 120 grados F (48 ºC) de 18 a 24 horas. Guarda la fruta confitada en un contenedor herméticamente sellado.
Lee este artículo

Comentarios

Más reciente