DESCUBRIR
×

Cómo lavar un kiwi para que sea seguro comer la cáscara

Actualizado 17 abril, 2017

Aunque la mayoría de personas pelan los kiwis antes de comerlos, dejar la cáscara agrega un elemento interesante al sabor y textura de la fruta. La carne dulce y suave se beneficia de la adición de la cáscara crujiente, peluda y ligeramente amarga, un poco parecido a comerse un melocotón. Aunque la cáscara parece dura no se siente rasposa una vez que la comes. Puedes comerte el kiwi entero como lo haces con una manzana y no queda ningún centro que tirar cuando terminas. Así como con cualquier fruta, asegúrate de limpiar la cáscara cuidadosamente, para evitar ingerir accidentalmente suciedad o bacterias.

Instrucciones

Siri Stafford/Lifesize/Getty Images
  1. Lava tus manos con jabón y agua tibia para evitar que la suciedad y las bacterias se transfieran a la fruta. Enjuaga tus manos completamente para evitar contaminar el kiwi con el jabón.

  2. Enjuaga el kiwi con un chorro de agua fría.

  3. Restriégalo con un cepillo de cerdas suaves para vegetales, para aflojar la suciedad restante. Enjuaga la fruta por completo bajo un chorro de agua fría.

  4. ¡Seca el kiwi y disfrútalo!

Necesitarás

  • Jabón de manos
  • Cepillo para lavar vegetales