Cómo funciona la técnica "detenerse, tirarse al suelo y rodar" para apagar un incendio

Escrito por allen cruthers | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo funciona la técnica "detenerse, tirarse al suelo y rodar" para apagar un incendio
"Detenerse, tirarse al suelo y rodar" es una técnica de seguridad esencial contra un incendio. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Todos los niños y los adultos deberían conocer la técnica "detenerse, tirarse al suelo y rodar", una de las técnicas de seguridad contra incendios más importante y más eficaz para extinguir el fuego sobre el cabello o la ropa. Cada uno de estos tres pasos funcionan para evitar lesiones, reducir al mínimo los daños causados por el fuego y extinguir las llamas. "Detenerse, tirarse al suelo y rodar" es un método eficaz por sí solo o en conjunto con el equipo de extinción de incendios.

Detenerse

Ante un incendio, el primer paso es dejar de moverse. El instinto natural de la mayoría de la personas en cuya ropa o cabello se haya generado un incendio es salir corriendo en busca de ayuda o en estado de pánico. Como las llamas se alimentan del oxígeno en el aire, si corres sólo lograrás que el fuego se propague rápidamente; el movimiento aviva las llamas y alimenta el fuego.

Si detienes cualquier tipo de movimiento se detiene el movimiento de las llamas, por ende el fuego recibe menos oxígeno y disminuye su propagación. La detención del movimiento también evita que la víctima entre en pánico y le permite a las personas que están cerca de ella puedan brindar ayuda.

Tirarse al suelo

El segundo paso es cubrirse el rostro y tirarse al suelo. Las llamas se propagan hacia arriba, por eso si la víctima se mantiene de pie, las llamas se van a dirigir hacia la parte superior del cuerpo y quemar el rostro de la víctima. Si te tiras al suelo de forma horizontal, las llamas tendrán menos distancia vertical y se retrasa su propagación; el fuego se extiende hacia arriba con más rapidez que hacia los costados.

La víctima debe cubrirse el rostro con sus manos para evitar que trate de apagar las llamas con las manos, ya que de esta forma no sólo se quema las manos sino que además aviva las llamas y acelera su propagación.

Rodar

El tercer paso es rodar en el suelo hacia atrás y adelante hasta que se extingan las llamas. Puedes utilizar una alfombra o manta para sofocar las llamas durante este paso.

Rodar sobre el suelo evita que el oxígeno llegue a las llamas, de modo que se sofocan. La acción de rodar le asegura a la víctima que las llamas se extinguirán en todo el cuerpo; además limita el movimiento de la víctima y esto permite usar un extintor o una manta ignífuga.

Psicología

La técnica de "detenerse, tirarse al suelo y rodar" es efectiva para extinguir las llamas que se generen en la ropa y el cabello, pero además es importante como componente psicológico. Los tres pasos simples de esta técnica se pueden recordar y poner en práctica con facilidad, y le ofrecen a la víctima una rutina clara que pueden aplicar en caso de que se prenda fuego. Esta técnica evita que la víctima entre en pánico, sobre todo cuando se trata de niños, y le facilita el trabajo de extinguir el fuego a los bomberos o a las personas cercanas que puedan ayudar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles