Han regresado y no tienen empleo

Escrito por haydee camacho | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

La falta de empleos está manteniendo muchos adultos jóvenes en casa

Han regresado y no tienen empleo
Regresar a casa puede darle a los adultos jóvenes tiempo para planear un futuro más estable. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las clases media y la trabajadora pensaban que podían lograr cosas buenas por sus hijos al trabajar duro para enviarlos a la universidad. ¿Qué mensaje se envía a estos niños? Están pensando "mis padres me dijeron que podía ser lo que yo quisiera, puedo obtener un buen empleo con un título".

— Jennifer Lynn Tanner, Profesor de investigación asistente de visita en el Instituto para la Salud, Política de Cuidado de la Salud e Investigación sobre Envejecimiento de la Universidad Rutgers.

Por alguna razón, el nido vacío que esperabas está un poco sobrepoblado y parece ser una condición cada vez mayor en todo el país. A pesar de la graduación primero de la preparatoria y después del la universidad, lo que te permitió un bien merecido apretón de manos, él está de vuelta. Y con él vienen sus sistemas de videojuegos invadiendo el espacio debajo de tu nueva pantalla plana de televisión y compras de películas en la televisión de paga que se acumulan en tu factura de la televisión por cable. Pero aún peor, no hay ningún empleo a la vista. Sucede con frecuencia estos días: agobiados con la deuda del préstamo estudiantil e incapaces de encontrar un empleo, la mayoría de los adultos en su segunda década de vida están regresando a casa, provocando frustración para ellos y para sus padres, muchos de los cuales han sido impactados por la Gran Recesión.

Sentirse "atascados"

La tasa de desempleo se mantiene alta a lo largo del país, pero el efecto ha sido mayor entre los adultos jóvenes que en la población en general. Acompaña eso con una fiera competencia por los empleos disponibles y los jóvenes en su segunda década de vida cada vez más se encuentran sin empleo o solamente con un empleo de medio tiempo.

Regresar a casa o permanecer en ella se ha vuelto la mejor opción para muchos jóvenes estadounidenses.

"Es frustrante para nosotros y nuestro hijo", dice Monique Delerme, presidenta de Corporate Design LLC en Connecticut. Su hijo de 22 años, Owen, ha estado buscando trabajo desde que regresó a casa en diciembre del 2010 después de servir con la Guardia Nacional en Irak. "Es difícil no sólo desde un punto de vista financiero, sino a un nivel emocional también. Mi hijo me dice 'cualquier trabajo que tenga una vacante, tiene a alguien de 30 o 40 años esperando delante de mí'".

La tasa de desempleo para julio de 2011, según reportó la Oficina de Estadísticas Laborales, fue del 9,1%. Pero tan recientemente como diciembre de 2010, la tasa para aquellos por debajo de 25 años era un impresionante 15,9%, de acuerdo con la Red sobre Transiciones a la Adultez, y consorcios de investigación que examina la naturaleza cambiante de los jóvenes a la adultez.

Entre los jóvenes de 25 a 35 años de edad, los prospectos no son tan buenos, pero aún así son mayores que el promedio. El consorcio puso la tasa a un 10,4%.

Y no es sólo el mercado laboral, sino también la deuda. De acuerdo con reportes del Proyecto sobre Deudas Estudiantiles, quienes se graduaron de la universidad en 2009 debían un promedio de US$24.000 por el préstamo estudiantil, un 6% arriba del año anterior.

¿Entonces cuál es la solución? Regresar a casa.

De acuerdo con Frank F. Furstenberg, autor de "En el nuevo horario: transiciones a la adultez y el cambio en la familia" (On a New Schedule: Transitions to Adulthood and Family Change), casi la mitad de los adultos jóvenes al final de su adolescencia y el principio de sus 20 años aún viven con sus padres. Al final de los 20, la tasa cae por debajo del uno de cada siete, y debajo de uno de cada 10 al principio de su tercera década de vida.

"Los trabajadores más viejos se están acercando a sus empleos más tiempo", dijo Barbara E. Ray, coautora de "Aún no son adultos: por qué los que se encuentran en sus 20 años están eligiendo un camino más lento a la adultez y por qué esto es bueno para todos" (Not Quite Adults: Why 20-Somethings Are Choosing a Slower Path to Adulthood, and Why It’s Good for Everyone). "Los chicos que salen de la universidad no tienen el tipo de experiencia que los trabajadores mayores sí. Son los últimos contratados y los primeros en irse".

El desempleo añade otro giro.

Un reporte del Centro de Desarrollo de Fuerza Laboral John J. Heldrich de la Universidad Rutgers encontró que la mitad de todos los recién graduados universitarios están trabajando en empleos que no requieren un título de bachiller, lo que presiona a los jóvenes adultos sin un título aún más. "Realmente están luchando", dijo Ray. "El número de chicos que se dan por vencidos es extremadamente alto".

En este grupo el que preocupa a la científica del desarrollo Jennifer Lynn Tanner, una profesora de investigación existente de visita en el Instituto para la Salud, Política de Cuidado de la Salud e Investigación sobre Envejecimiento de la Universidad Rutgers y coeditora de "Adultos emergentes en Estados Unidos: mayoría de edad en el siglo XXI" (Emerging Adults in America: Coming of Age in the 21st Century).

"¿Qué hay con esos chicos que no van a la universidad o que no la terminan y cuyas familias tienen muchos menores recursos?", preguntó Tanner. "¿Qué pasa con ellos?".

Sin un empleo, muchos jóvenes adultos se sienten atorados en su camino a la adultez. El empleo, de acuerdo con la Red sobre Transiciones a la Adultez, es un marcador hacia la adultez. Otros marcadores citados por casi 1.400 adultos en una encuesta en 2002 incluyeron: terminar la escuela, dejar la casa, volverse financieramente independientes de los padres, ser capaces de mantener a una familia, casarse y convertirse en padres.

"Los empleos hace que todo funcione a la perfección", dijo Ray. También es preocupante que la recesión actual tendrá reverberaciones económicas profundas, debido a que los jóvenes adultos comienzan con salarios más bajos de lo usual. "Esta es diferente de cualquier otra recesión en el pasado. Esta conduciendo a salarios bajos. No nos recuperaremos rápidamente".

El impacto sobre las familias

No es una sorpresa que los padres se sientan presionados conforme continúan proporcionando apoyo emocional y financiero y tienen que lidiar con la caída del valor de mercado de sus hogares y posibles retiros retrasados debido a la disminución en las cuentas de retiro.

La Red sobre Transiciones a la Adultez descubrió que entre todos los niveles de ingreso, los padres estuvieron gastando aproximadamente 10% de su ingreso en el hogar en sus hijos adultos jóvenes. "Incluso aunque los hijos estén poniendo algo de dinero por su habitación, si la familia tiene tensión financiera, es una carga más", dijo Ray.

Julie Ortiz del Bronx, New York, trabaja tres días a la semana como asociada de servicios a invitados en una institución cultural. Tiene que lidiar con vivir con su madre y su novio en la casa de sus padres. Su novio fue recientemente despedido de su trabajo de guardia de seguridad y está trabajando para obtener su certificación como técnico médico de emergencia. Les gustaría tener su propio apartamento, pero simplemente no se lo pueden permitir.

"Mi mamá me ayuda con mis préstamos estudiantiles y me siento mal por eso porque ella tiene sus propias deudas", dice Ortiz, de 26 años, que también tiene una deuda estudiantil. "Ella quiere ayudarme, pero eso coloca una carga sobre ella".

No sólo hay un costo económico, sino también una carga emocional. Algunos expertos sienten que esta generación podría experimentar un profundo impacto psicológico.

"Las clases media y la trabajadora pensaban que podían lograr cosas buenas por sus hijos al trabajar duro para enviarlos a la universidad", dijo Tanner. "¿Qué mensaje se envía a estos niños? Están pensando 'mis padres me dijeron que podía ser lo que yo quisiera, puedo obtener un buen empleo con un título'".

Lidiando con la nueva realidad

Los padres y los hijos atrapados durante esta fase de transición se pueden sentir como si estuvieran en el limbo, pero hay un lado positivo.

Un factor liberador para muchas familias es que la relación padres-hijo es más cercana que en las generaciones previas y esto puede ayudar a disminuir algunas de las tensiones. Podría ayudar a las familias en esta situación el verla como una bendición encubierta..

"No es que no se quieren ir", dice Maria Kefalas, profesora asociada de sociología en la Universidad de St. Joseph. "A esta generación realmente le gustan sus padres, al contrario de la anterior generación y sus padres. Debido a la tecnología, han tenido lazos electrónicos con sus padres, e incluso en el colegio, realmente nunca se fueron".

Es importante para los padres entender que sus hijos pueden sentirse impotentes en esta situación. La psicoterapeuta Rebecca Conkling de White Plains, Nueva York, recomienda establecer límites y expectativas sin ser autocrático para ayudar a establecer una sensación de inclusión.

Por ejemplo, los adultos jóvenes pueden compartir los deberes del cuidado del hogar y la preparación de las comidas. Si usan el automóvil, deben ponerle gasolina. Además, los asuntos como tener invitados del sexo opuesto a pasar la noche o no llegar a casa a dormir, necesitan discutirse.

"Los hijos deben poder hacer cualquier cosa que deseen, pero si hay algo que no se puede comprometer, entonces los padres ganan porque son los que pagan las cuentas", dice Conkling.

También puede ser útil para los padres usar este tiempo para ayudar a sus hijos a navegar hacia un mundo financiero en el que podrían tener poca experiencia.

"No es un tiempo para quejarse. Es momento de conversaciones reales de adultos", dice Ray. "Puedes enseñarles acerca de los presupuestos y leer las letras pequeñas en los acuerdos de tarjetas de crédito".

Y quizás tengas una segunda oportunidad para aquellas cosas que pensabas que habías perdido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles