DESCUBRIR
×

Ideas para decorar helados para niños

Liv Friis-Larsen/iStock/Getty Images

Introducción

Los helados son postres deliciosos y nutritivos que encantan a niños de cualquier edad. Estos pueden conseguirse en una amplia variedad de sabores y presentaciones. Aunque los niños adoran los helados, los mismos pueden hacerse aún más llamativos y sabrosos decorándolos con diferentes ingredientes como frutas enteras o picadas, salsas, siropes, virutas, chispas de colores, cereales, galletas o semillas troceadas. También pueden buscarse maneras creativas de servirlos para hacerlos más divertidos: muñecos de nieve, payasos y ruedas multicolores son algunas ideas.

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Virutas y sirope de chocolate

El helado de chocolate es uno de los preferidos por los niños. Una manera muy divertida para degustarlo es servir un par de bolas de helado en un platillo hondo y cubrirlo con virutas de chocolate por encima más un poco de sirope o jarabe de chocolate. La combinación de texturas es fabulosa y encantará a los pequeños.

hlphoto/iStock/Getty Images

Barquitos de fresa

Las frutas son acompañantes ideales de los helados porque les aportar un toque colorido y natural. Sirve dos bolas de helado de fresa en una barquilla con forma de barquito y agrégales un poco de crema batida, sirope de fresas y algunos trozos de fresas. Su vistosidad y exquisito sabor lo convertirá en un postre irresistible para grandes y chicos.

Comstock/Stockbyte/Getty Images

Payasos

Esta es una forma muy particular de sorprender a los pequeños. En una copa de tamaño regular coloca de manera intercalada bolas de helado de vainilla y sirope de chocolate o frutillas hasta llenarla. Luego, pon una bola de helado bien firme sobre la copa llena para hacer la cara del payaso: los ojos con dos trocitos de chocolate, un trozo de frutilla o cereza para la nariz y una enorme sonrisa con un tubo de chocolate. El sombrero del payasito se hace un cono de barquilla.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Topes frutales

Sobre la copa del helado se pueden crear bonitas presentaciones incorporándole frutas y semillas secas troceadas, algo de crema batida y chispas de colores. Las frutas y semillas aportan textura y contraste de sabores y las chispas de colores le dan un toque multicolor muy llamativo para los pequeños.

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Canastas deliciosas

En una canasta de galleta para helados pon una bola de helado de chocolate, una de mantecado y una de fresa. Cubre las bolas de helado con un poco de crema batida, espolvoréale un poco de cacao en polvo y ponle una cereza o guinda en la cima. En la base de la canasta coloca cerezas y rodajas de bananas alrededor del helado. Una delicia de colores y sabores para los más pequeños.

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Emparedados de helados

Forma círculos gruesos con helados de diferentes sabores y refrigéralos hasta que estén bien firmes. Retíralos del congelador y ponles galletas de chocolate, u otro sabor, en ambos lados y presiona un poco para que las mismas se adquieran al helado. Finalmente, introdúcelos en un recipiente con chispas de colores, arroz inflado o maní troceado para decorarlos. A los niños les encantará.

AnnekeDeBlok/iStock/Getty Images

Muñecos de nieve

Una forma muy simpática para decorar helados para niños. En un vaso de vidrio ancho y no muy alto coloca chocolate fundido mezclado con un poco de leche condensada hasta llenar aproximadamente ¼ del mismo. Agrega una bola de helado de vainilla y sobre ella una un poco más pequeña, a la cual le pondrás dos esferitas de chocolate para hacer los ojos y un trocito de zanahoria para crear la nariz del muñeco de nieve.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Tazón de obleas

Coloca una oblea sobre un plato y sobre ella una canasta para helados. Agrégale dos bolas de helado de fresa, coloca fresas troceadas en su base y cubre todo con sirope de fresas, frutillas o caramelo. También le puedes incorporar unos bastoncillos de galletas o una sombrilla de papel para hacer la presentación más atractiva para los pequeños. Decora los bordes de la oblea con chocolate fundido.

Michael Gray/iStock/Getty Images

Barquilla multicolor

Una fácil y práctica presentación que encantará a los pequeños de la casa por su rico sabor y llamativa presentación. En un cono de barquilla coloca una bola de helado de mantecado y una de chocolate. Cubre el helado con sirope de caramelo y una lluvia de chispas de colores.

KeremYucel/iStock/Getty Images

Brujitas heladas

Sirve una bola de helado de vainilla o mantecado sobre una galleta de chocolate y colócale virutas de chocolate para crear el cabello de la brujita. Hazle los ojos con bolitas de chocolate y la nariz con un trozo de frutilla. Usa una barquilla de chocolate para hacer el sombrero de la bruja y decóralo con algunos diseños hechos con crema batida.