Cómo hacer un jardín zen de sobremesa

Escrito por tanya khan | Traducido por analia moranchel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un jardín zen de sobremesa
Un jardín miniatura zen en tu mesa tu ayuda a relajarte. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

También conocido como jardín de piedra japonés, un jardín zen es un suplemento bienvenido a un espacio en el exterior o interior. El jardín provee de interés anual al mejorar la apariencia del área y ayudar a relajar la mente. Creado con una mezcla de materiales naturales y hechos por el hombre, la función primaria del jardín zen es agregar paz y tranquilidad a tu vida. Haz un jardín a pequeña escala con una caja llena de gravilla, piedras, guijarros y arena con ondas que imitan el movimiento del agua. Coloca un jardín de miniatura en tu mesa de oficina para que te ayude a meditar y relajarte después de un día ajetreado.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Caja
  • Arena de textura fina
  • Rocas redondeadas
  • Piedras
  • Guijarros
  • Horquilla o peine pequeño

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ubica el lugar más adecuado para tu jardín zen para que puedas elegir el tamaño apropiado de caja. El contenedor tiene arena suelta, así que querrás escoger un sitio que no sea frecuentado por niños o mascotas que lo puedan derribar con facilidad.

  2. 2

    Coloca el contenedor en el sitio que elegiste. Usa una caja de zapatos de cartón, una bandeja de madera, una bandeja para hornear, un alhajero viejo o un contenedor cuadrado o rectangular de 2 a 4 pulgadas (5 a 10 cm) de profundidad que puedas rastrillar con facilidad para crear un patrón relajante. Asegúrate de que las paredes internas y externas no tengan agujeros o rajaduras que puedan permitir que salga la arena.

  3. 3

    Llena dos tercios del contenedor con arena granítica de textura fina que sea blanca, beige o gris. Distribuye la arena de forma pareja sobre la base del contenedor.

  4. 4

    Baja 4 a 5 rocas redondas o piedras granes sobre la arena del contenedor. Según las preferencias personales, utiliza rocas de diferentes o iguales colores agrupados juntos o espaciados de manera uniforme. Evita agregar muchas rocas diferentes en el contenedor, pues brinda al jardín de miniatura una apariencia sobrecargada y abarrotada.

  5. 5

    Coloca piedras pequeñas y gravilla en el contenedor. Incorpora elementos de apariencia natural cuando sea posible, como piedras de brillo natural, gravillas de diferentes texturas o porosas, o bien piedras de dos caras. Presiona las rocas, los guijarros y las piedrillas en el suelo con suavidad para un jardín con apariencia natural.

  6. 6

    Rastrilla la arena del contenedor al usar un tenedor de plástico o un peine pequeño. Crea unas ondas suaves en la arena sobre los guijarros, piedras y rocas para imitar el movimiento del agua que fluye alrededor de los objetos en su camino.

Consejos y advertencias

  • La idea de un jardín zen es simular la mente sobre la mirada. Usa números impares de piedras y rocas en el jardín para una muestra agradable a la vista.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles