Cómo hacer jugo de aloe

Escrito por pilar ethridge | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer jugo de aloe
(aloe vera image by Magdalena Mirowicz from Fotolia.com)

La planta de aloe vera contiene más de 200 ingredientes vigorizantes que cuentan con numerosos beneficios para la salud, de acuerdo con el Manual de Aloe Vera. Los beneficios incluyen tratamientos para la piel y el alivio de problemas digestivos tales como el síndrome del intestino irritable. De las 250 especies que crecen en África, Asia, Europa y los EE.UU., el más utilizado es el Aloe Barbadensis Miller. Esta especie en particular puede ser cosechada en tu casa con el propósito de extraer el gel de aloe para hacer jugo de aloe. La hoja de sábila por sí misma no produce el jugo, pero su gel puede ser utilizado para crear un jugo que es agradable al paladar y rico en nutrientes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una planta de Aloe Barbadensis Miller
  • Cuchillo para mantequilla
  • Un recipiente plástico
  • 1 taza de jugo de frutas
  • Una licuadora
  • Un frasco hermético

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige una hoja verde, gruesa de la planta de aloe. Las hojas más gruesas producen más gel que las delgadas, así que elige cuidadosamente.

  2. 2

    Elimina cualquier espina de la hoja antes de proceder, con el fin de evitar el daño. Las espinas pueden ser cortadas con un cuchillo de mantequilla.

  3. 3

    Corta la hoja por la mitad longitudinalmente para exponer la capa de látex de color amarillo, que es una capa interna de la sábila. Manteniendo el cuchillo en un ángulo de 45 grados y con un movimiento de vaivén, puedes lograr una rebanada limpia. Desecha el látex por completo, ya que puede causar diarrea.

  4. 4

    Raspa el gel translúcido del aloe en un recipiente de plástico. En este gel es donde se pueden encontrar las propiedades curativas de la planta de aloe. Muévete a través de este paso y los que siguen con bastante rapidez ya que el gel de aloe es susceptible a la oxidación y sus nutrientes y componentes beneficiosos pueden empezar a descomponerse rápidamente.

  5. 5

    Vierte el gel extraído en una licuadora con 1 taza de jugo de fruta lo más rápidamente posible con el fin de retrasar el proceso de oxidación. Al hacer esto se estabiliza el gel y conserva sus nutrientes. Tu bebida puede consistir en una taza de jugo de fruta por cada dos cucharadas de gel de aloe. Después de mezclar el jugo de aloe es seguro para beber y los sobrantes deben refrigerarse en un frasco hermético.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles