Lección bíblica de la parábola de la oveja perdida

Escrito por kathryn rateliff barr Google | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Lección bíblica de la parábola de la oveja perdida
Jesús es el buen pastor. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Jesús utilizó parábolas porque resultaban fáciles para que la gente las recordara y sus seguidores podían relacionarse fácilmente con ellos. Jesús también usó parábolas porque las historias mantenían un significado más profundo para aquellos que se interesaban lo suficiente como para escuchar con atención sus palabras. La parábola de la oveja perdida aparece en Lucas 15:3-7 y Mateo 18:12-14. Las historias difieren en el foco, pero los detalles son muy similares.

Otras personas están leyendo

Versión de Mateo

En Mateo 18, Jesús habla a sus discípulos acerca de cómo Dios ve a los niños y debate acerca de cómo los creyentes deben llegar a Dios con una actitud infantil. Él compara el valor de un niño con el valor de cualquier pecador perdido. Jesús describe la sincera preocupación del pastor de las ovejas. La oveja perdida, así como el niño pequeño y el pecador, tienen pocas defensas contra las asechanzas del enemigo. El pastor busca a la oveja perdida, dejando a las otras 99 solas en la montaña. Al igual que el pastor de la historia, Jesús buscó a los perdidos y a los extraviados porque le pertenecían. Él tuvo compasión de Zaqueo, de la mujer sorprendida en adulterio, de la mujer samaritana en el pozo, y de muchos otros.

Versión de Lucas

En Lucas, Jesús usa la historia para reprender a los escribas y fariseos que lo criticaban por pasar el rato con los pecadores. Jesús comparaba a la oveja perdida con los creyentes descarriados. Al igual que en Mateo, la oveja le pertenece a él y cuando la encuentra, se regocija. Jesús pasa tiempo con los pecadores porque necesitan un salvador que los encuentre y los lleve a casa. El cristiano moderno reconoce la necesidad de encontrar a los pecadores para estar con ellos y ofrecerles un testimonio. Cuando el pecador se arrepiente y vuelve al rebaño, entonces el cielo se regocija.

Ovejas torpes

Charles Spurgeon, un ministro del siglo XIX, señala lo torpe e impotente que es una oveja sin pastor. La oveja no puede defenderse a sí misma, encontrar su propio alimento, buscar refugio o encontrar su camino a casa. En el Salmo 23, el pastor guía a sus ovejas a los pastos verdes donde las ovejas son seguras y tienen todas sus necesidades cubiertas. Al igual que la oveja torpe, la humanidad se distraerá, ya que está propensa a desviarse hacia áreas donde los depredadores y las tentaciones se encuentran. El pastor, Jesús, busca a la oveja perdida porque entiende que la oveja no puede encontrar su camino a casa de forma independiente. Ella necesita un pastor cuidadoso y amoroso que la recoja y la lleve a casa.

Buen pastor

En Juan 21, Jesús le dice a Pedro que alimente a sus corderos y ovejas. El pastor sirve como un pastor a su rebaño. Al igual que Jesús, el pastor va tras las perdidas y extraviadas. Parte de la reprimenda a los líderes religiosos de la época de Jesús viene por el hecho de no buscar y rescatar a los perdidos. Como un pastor cristiano, el moderno pastor enseña a cuidar de las ovejas y las conduce a lugares seguros con enseñanzas basadas en la verdad. La oveja duerme segura al cuidado de un pastor amoroso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles