Cómo lidiar con un jefe que no puedes soportar

Escrito por joe burnham | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lidiar con un jefe que no puedes soportar
Los jefes irritantes pueden hacer que el día laboral sea mucho más difícil. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Tratar con un jefe difícil puede consumir emocionalmente y físicamente, especialmente cuando interfiere con tu habilidad para realizar tu trabajo. Aunque tu jefe puede irritarte de maneras únicas, han surgido estrategias para tratar con los problemas más comunes causados por jefes frustrantes. Estas estrategias te habilitan para disminuir un conflicto potencial con tu jefe y para disminuir la probabilidad de situaciones donde se requiere interacción adicional.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Haz una lista de los temas más comunes sobre los que te pregunta tu jefe. Registra con frecuencia toda la información relevante relacionada con estos temas y envía a tu jefe mensajes detallados para mantenerle al día. Ésto reducirá la tendencia de que te microgestione, ya que ya debería tener toda la información que suele requerir; también te habilita para parecer organizado y profesional.

  2. 2

    Documenta a los directivos sobre lo que ha hecho tu jefe; ésto incluye memorandums y correos electrónicos pasados. Ésto te habilita para demostrar de manera concluyente lo que te pidió tu jefe que hicieras, en caso de que te critiquen por no realizar una asignación. También puedes usar esta información como prueba de que tu jefe te da instrucciones conflictivas, si es relevante.

  3. 3

    Mantente informado sobre el potencial impacto fiscal o diferentes decisiones de gestión. Es raro que un jefe no escuche con atención si un problema se pone en un contexto financiero; ésto le alentará a actuar más rápido para hacer una elección particular.

  4. 4

    Deja que tu jefe tenga la última palabra en las conversaciones. Ésto puede reducir futuros conflictos, ya que permite a tu jefe salir bien parado y no sentirse como si se desafiara o se minara su autoridad. Ésto sucede especialmente en situaciones en las que tu jefe ha demostrado estar equivocado sobre algo.

  5. 5

    Mantente calmado y controlado cuando hables con tu jefe. Si sientes que no te escucha, practica hablando mucho menos de lo que harías normalmente; la escasa comunicación puede hacer que tus palabras lleven más peso e influencia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles