DESCUBRIR
×

Cómo limpiar el acero inoxidable manchado

Actualizado 21 febrero, 2017

A pesar de su nombre, el acero inoxidable es en realidad una aleación de hierro, cromo y níquel diseñado para resistir la corrosión. El metal es apreciado por su durabilidad, brillo y fuerza. Sin embargo, si se expone por un período prolongado a elementos corrosivos u oxidantes, el acero se decolorará, manchará y finalmente se oxidará. Frotarlo periódicamente con un simple limpiador para cristales será suficiente y prevendrás la opacidad. Puedes limpiar los productos de acero que se hayan oxidado utilizando algunos productos domésticos.

Instrucciones

Wavebreakmedia Ltd/Wavebreak Media/Getty Images
  1. Humedece la esponja limpiadora y esparce un poco de polvo limpiador para baño. Frota con fuerza en el lugar donde se encuentra la mancha de óxido.

  2. Enjuaga el área con agua limpia.

  3. Rocía la superficie con el limpiador para ventanas y elimina los residuos que aún permanezcan.

  4. Enjuaga nuevamente.

  5. Con un paño limpio, seca la superficie completamente.

  6. Sobre aquella superficie donde alguna mancha u óxido persista, aplica el pulidor de metales según las instrucciones del fabricante.

  7. Enjuaga y seca completamente

Advertencias

  • No uses fibras metálicas para lavar tus objetos, pueden maltratar la superficie y promover el óxido.
  • No utilices productos de limpieza con lejía o cloro, pueden dañar tus piezas de acero.

Necesitarás

  • Una esponja para platos dura (no usar fibra de acero)
  • Polvo para limpiar el baño
  • Un limpiador con atomizador para cristales
  • Una toalla o trapo para secar
  • Pasta para pulir metales