Cómo limpiar y volver a curar un Wok de acero oxidado

Escrito por lee weal | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar y volver a curar un Wok de acero oxidado
Un wok bien curado requiere muy poco de aceite para saltear los alimentos. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Los cocineros del hogar a veces compran equipo especial para probar nuevos métodos de cocina y recetas, pero una vez que pasa la novedad, el equipo se guarda. Si compraste un viejo wok oxidado que te gustaría traer de vuelta a la vida, tendrás que limpiarlo y volver a curarlo con aceite antes de usarlo. Si tu wok tiene un mango de madera o plástico, cúralo en la estufa. Si el mango es de metal, puedes hacerlo en la estufa o en el horno. Utiliza maní, maíz, canola, cártamo u otro aceite de cocina que pueda soportar un calor bastante alto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Esponjas de lana de acero
  • Aceite de cocina
  • Toallas de papel
  • Tenazas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Eliminación del óxido

  1. 1

    Limpia el óxido del wok pasándole una esponja de lana de acero con jabón.

  2. 2

    Enjuaga el wok con agua caliente.

  3. 3

    Sécalo con un paño de cocina o con toallas de papel.

    Curar en la estufa

  1. 1

    Enciende la llama del gas o pon tu estufa en alto. Coloca la sartén en la estufa.

  2. 2

    Deja que la sartén se caliente hasta el punto que algunas gotas de agua chisporroteen mientras la tocan. Esto debe tardar alrededor de cinco minutos.

  3. 3

    Vierte suficiente aceite de cocina en varias toallas de papel para cubrirlas completamente. No las satures hasta el punto que comiencen a gotear. Enróllalas en una bola suelta.

  4. 4

    Recoge las toallas de papel con pinzas. Recubre completamente la superficie interior del wok con las toallas aceitadas y luego ponlas a un lado.

  5. 5

    Gíralas en el Wok y déjalo en el horno durante unos 15 minutos para que absorba el aceite.

  6. 6

    Revisa el wok periódicamente a medida que se vaya curando. Su interior debe oscurecerse gradualmente. Si la superficie se ve seca, cúbrela de nuevo con las toallas de papel aceitadas.

  7. 7

    Saca el wok del calor y deja que se enfríe.

  8. 8

    Repite el proceso de curado.

    Curado en el horno

  1. 1

    Enciende el horno y ponlo a fuego medio o alrededor de 300 grados Fahrenheit (148 grados Centígrados).

  2. 2

    Pinta la superficie interior del wok con aceite de cocina.

  3. 3

    Pon la sartén en el horno precalentado durante al menos dos horas. Saca el wok Periódicamente y usa una toalla de papel arrugado alrededor de todo el aceite para eliminar el aceite que haya quedado en la parte inferior.

  4. 4

    Deja que el wok se enfríe completamente después de curarlo y repite el proceso.

Consejos y advertencias

  • Después de cocinar con el wok, enjuágalo con agua caliente mientras todavía está caliente y deja que se seque al aire. Cuanto más utilices el wok, más oscuro se volverá debido al aceite que penetra la superficie.
  • Ventila bien la habitación durante el curado. Puesto que trabajarás con altas temperaturas, el aceite puede generar un poco de humo.
  • No utilices aceite de oliva para curar un wok. El aceite de oliva tiene un punto de humo bajo y se quema más rápidamente que la mayoría de los otros aceites de cocina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles