Cómo hacer macetas de cemento

Escrito por tom ross | Traducido por esther guerrero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer macetas de cemento
Crea macetas o comederos de cemento. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Fabricar macetas de cemento requiere poco conocimiento técnico y son interesantes y divertidas de hacer. Puedes crearlas en casi cualquier tamaño o forma, usando material y herramientas fácilmente disponibles, incluyendo algunos elementos que podrías tener en tu casa o cochera. Después de hacer una maceta de cemento te sentirás tentado a usar tu imaginación para crear otras que se acoplen a diferentes necesidades.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Caja grande de cartón de alta resistencia
  • Caja chica de cartón de alta resistencia
  • Láminas de plástico de 2 milímetros
  • Bañera o carretilla
  • Pala
  • Turba
  • Cemento Portland
  • Vermiculita
  • 7 clavijas de madera afiladas de 1/2 pulgada (1,27 cm) de grueso
  • Vinagre
  • Taza de medición

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Haciendo el molde

  1. 1

    Coloca una caja de cartón de alta resistencia cerca del lugar donde colocaras la maceta. Coloca una hoja de plástico de 2 milímetros en el interior de la caja. Empuja el plástico hacia las cuatro esquinas de la caja. Deja al menos 6 pulgadas (15,25 cm) de plástico sobresaliendo a los lados de la caja.

  2. 2

    Mezcla una parte de turba, una parte de cemento Portland y una parte de vermiculita en una bañera o carretilla usando una pala. El tamaño de la maceta que haces determina la cantidad de mezcla de cemento que necesitas.

  3. 3

    Agrega agua y revuelve la mezcla hasta que la consistencia parezca queso cottage. Aprieta un poco de mezcla en tu mano para probar su consistencia. No más que un poco de humedad debe ser visible entre tus dedos.

  4. 4

    Vierte la mezcla de cemento en el fondo de la caja que preparaste hasta que la mezcla tenga dos pulgadas (5 cm) de profundidad.

  5. 5

    Envuelve el exterior de la caja más pequeña de cartón altamente resistente con plástico. La caja debe ser dos pulgadas (5 cm) más pequeña que la caja más grande. Coloca la caja más pequeña sobre las dos pulgadas (5 cm) de cemento centrándola en la mitad de la caja grande. No presiones la caja hacia el cemento en el fondo de la caja grande.

  6. 6

    Empuja un destornillador Phillips de cabeza larga gentilmente hacia el fondo de la caja pequeña, a través de la mezcla de cemento y hacia el fondo de la caja grande. Haz por lo menos seis agujeros.

  7. 7

    Cubre las seis clavijas afiladas con plástico. Empuja las clavijas por los agujeros que hiciste con el destornillador, desde la caja pequeña hacia el cemento y a través de la parte exterior de la caja del fondo. Las clavijas se removerán después de que la maceta haya secado para dejar agujeros de drenaje.

  8. 8

    Vierte la mezcla de cemento lentamente alrededor del espacio entre las dos cajas mientras la remueves gentilmente con una clavija de madera para remover cualquier bolsa de aire. Vierte la mezcla de cemento hasta que tenga una pulgada (2,5 cm) más que los bordes de las dos cajas. Cuando se trabaja lentamente, la mezcla de cemento tiene el tiempo necesario para estabilizarse, permitiéndote llenar una pulgada (2.54 cm) por encima de los bordes de las cajas.

  9. 9

    Coloca las hojas de plástico que cuelgan afuera de la caja hacia afuera del cemento expuesto. Redondea los bordes de lo que van a ser las paredes de la maceta utilizando tus manos.

    Preparando la maceta

  1. 1

    Deja que el cemento seque en el molde por lo menos por una semana en el verano y dos semanas en temperaturas por debajo de los 55 grados (12.7 c°). Vierte agua por encima de los bordes del molde tres veces al día.

  2. 2

    Remueve la maceta de el molde sacando la caja de adentro y cortando las costuras de la caja del exterior para removerla. Saca las clavijas de madera con un movimiento de giro suave. La maceta es muy frágil en este momento.

  3. 3

    Si quieres, realiza diseños en la parte exterior de la pared de la maceta usando un destornillador, punzón, cepillo de alambre u otra herramienta. Deja secar la maceta por dos semanas. Sigue siendo muy frágil.

  4. 4

    Succiona la alcalinidad de la maceta permitiéndole que se asiente por 10 días y rociándola con agua cada uno de esos días. Esto es necesario para que la maceta fragüe correctamente de manera que continúe haciéndose más fuerte.

  5. 5

    Rellena el interior de la maceta con una solución de 1/4 de taza de vinagre por 1 galón (3,7 lts) de agua. Mezcla más de la solución en las mismas proporciones y enjuaga el exterior de la maceta con la solución cada 10 minutos por una hora. Esto enjuaga la acalinidad en el exterior de la maceta. Escurre la maceta. Está lista para su uso.

Consejos y advertencias

  • Inserta hojas de tela metálica entre las paredes de las dos cajas para agregar fuerza adicional si la maceta es grande.
  • Construye la maceta cerca del lugar donde será puesta. Es más fácil de mover y existen menos posibilidades de que se rompa. La maceta se hará más fuerte cada día.
  • Usa una máscara o respirador cuando utilices el cemento para no inhalar el polvo.
  • Usa guantes y lentes.
  • No uses concreto en lugar de cemento.
  • Suaviza los bordes de la maceta con una escofina gruesa de madera.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles