Maneras de usar manzanas Granny Smith

Escrito por patricia k. maggio | Traducido por marcela carniglia
Maneras de usar manzanas Granny Smith

Las manzanas Granny Smith son un placer ácido para un bocadillo o para hornear en postres.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Las manzanas Granny Smith son conocidas principalmente por su sabor ácido y su color verde brillante. Para hornearlas, comerlas con mantequilla de maní como bocadillo, o simplemente frescas de la huerta, las Granny Smith son manzanas versátiles. Si estás de humor para una sabrosa cobertura para tostadas o un crujiente de manzana caliente, existen varias formas de usar las manzanas Granny Smith.

Otras personas están leyendo

Mantequilla de manzana

Los colonos de Moravia y holandeses en Estados Unidos son considerados comúnmente como las primeras personas que introdujeron la receta europea medieval para hacer mantequillas de frutos. La mantequilla de manzana está hecha cortando las manzanas Granny Smith en cuartos e hirviéndolas en vinagre y agua. Luego las manzanas se reducen a pulpa y el puré resultante es azucarado y sazonado, generalmente con canela y varias otras especias. Una vez que el puré ha sido cocinado por un par de horas, la mantequilla de manzana esta hecha, aunque generalmente se colocan en frascos esterilizados para el almacenamiento.

Pastel de manzana

La receta del pastel de manzana Granny Smith vino a Estados Unidos con los primeros colonos europeos en el siglo XVII. De hecho, la evidencia más temprana del pastel de manzana fue de por lo menos 1381, como se puede encontrar en el libro de cocina inglesa "For to Make Tartys in Applis". Para hacerlo, combina harina, sal, agua y mantequilla para la masa. Mezcla rodajas de manzanas Granny Smith con condimentos, azúcar y ralladura de limón. Coloca la masa en un molde de pastel, dejando un poco para la parte superior. Vierte las manzanas alineadas en la masa y luego tapa el pastel con el resto de la masa y hornéalo en el horno a 400 grados Fahrenheit (204 grados centígrados) durante una hora.

Crujiente de manzana

El crujiente de manzana es una invención culinaria británica bastante reciente que se remonta a la Segunda Guerra Mundial cuando los racionamientos de alimentos a nivel nacional resultaron en que muchos hogares no tenían suficientes ingredientes para hacer pasteles. Una receta sencilla que generalmente contiene harina, azúcar y mantequilla en una mezcla que se asemeja a las migas. El agua, el azúcar y la ralladura de limón se añaden a las manzanas peladas, sin el centro y cortadas en cubos. La mezcla como migas de pan se rocía sobre las manzana picadas y se cocina por poco más de media hora a 350 grados Fahrenheit (176 grados centígrados).

Strudel de manzana

El strudel de manzana se originó de Austria medieval, donde las recetas tradicionales germánicas fueron combinadas con sabores y técnicas de la cocina del imperio otomano. Para hacer el strudel, las manzanas cortadas y sazonadas empapadas en brandy se colocan en una masa ligera y delgada. La masa es a menudo espolvoreada con azúcar o migas dedo de dama y las manzanas son enrolladas en la masa en lugar de colocarlas sobre la base de pastel. La mezcla entera se cuece al horno durante aproximadamente media hora y el resultado es una compota de manzanas Granny Smith rodeada por una corteza escamosa y dulce.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media