Maneras de venderte a ti mismo en una entrevista

Escrito por matthew schieltz | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Maneras de venderte a ti mismo en una entrevista
Las entrevistas pueden ser difíciles, pero el desarrollo de una estrategia de ventas puede ayudarte a conseguir el trabajo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Durante la entrevista, debes transmitirle a tu posible empleador que eres la mejor opción para el trabajo. Puedes pensar en el proceso de la entrevista esencialmente como una reunión de ventas en el que tienes que convencer al entrevistador de que te emplee. Los Servicios de Desarrollo de Carreras de la Universidad de Drake citan un estudio indicando que seis de cada 10 personas no obtienen el trabajo que quieren porque no se venden. Esto significa que necesitas estar preparado, concentrado, fuerte y dispuesto a expresar lo que has practicado antes de la entrevista.

Otras personas están leyendo

Sé específico

Al responder las preguntas acerca de un empleo anterior, sé específico, claro y detallado sobre lo que has logrado. Explica el proceso que utilizaste para aumentar las ventas de tu empleador anterior o el papel que tomaste en el desarrollo de una estrategia de comercialización de un nuevo producto. Puedes incluso hablar de lo que aprendiste en el proceso y la forma en que has mejorado. Los entrevistadores y los empleadores potenciales no solo quieren escuchar que "eres un jugador de equipo", sino que quieren ejemplos concretos de que lo eres.

Mensajes clave

Desarrolla mensajes clave para ayudar a venderte a ti mismo durante la entrevista. Puedes pensar en mensajes clave como titulares cortos o la "moral de la historia". Puedes utilizar estos mensajes clave en casi todas las respuestas que des. Por ejemplo, al responder a las preguntas acerca de tu experiencia universitaria, omite los detalles acerca de las clases y actividades y céntrate en el mensaje general: lo que has aprendido y cómo te convertiste en una mejor persona y bien redondeada. Relaciona estos mensajes clave a los diversos obstáculos o situaciones con las que la empresa y sus empleados deben hacer frente. Cuando te pregunten acerca de tus fortalezas, por ejemplo, no sólo indiques que "trabajas bien bajo presión". En cambio, reconoce que entiendes que la empresa para la cual te están entrevistando trabaja en plazos específicos y ofrece ejemplos de cuando has logrado realizar con éxito una enorme carga de trabajo.

Debes saber lo que quiere el empleador

Muéstrale a tu posible empleador que tienes los mismos intereses y metas que la compañía. Investiga a fondo la empresa antes de la entrevista. Conoce su historia y hacia dónde se dirige. Haz una revisión al anuncio de empleo de la compañía para determinar el tipo de persona que quieren contratar. Desde el anuncio, también puedes aprender qué temas son importantes para la empresa, tales como el desarrollo de nuevas tecnologías o la atención al cliente. Trae estos problemas hasta en la entrevista y discute las soluciones que puedes ofrecer y el papel que jugarías en trabajar en estos temas y en los objetivos de la empresa.

Comunicación no verbal

La comunicación no verbal durante la entrevista es tan importante como las declaraciones que salen de tu boca. Haz contacto visual directo con el entrevistador al responder las preguntas. Siéntate derecho en la silla o inclínate ligeramente hacia adelante para indicar tu interés y entusiasmo. Usa gestos con las manos cuando sea apropiado al responder a las preguntas de la entrevista. Además, ten en cuenta que las expresiones faciales también pueden tomar el camino equivocado por el entrevistador, así que evita todo lo que pueda darle una impresión equivocada; sonríe siempre que sea posible.

Sonidos

Antes de la entrevista, puedes preparar "sonidos" cortos, o incluso un "discurso de ascensor", de uno a dos minutos que resuma las cosas más importantes que quieres que el entrevistador sepa acerca de ti. Los sonidos se pueden utilizar para responder a las preguntas que casi siempre se hacen en las entrevistas, como preguntas acerca de tus fortalezas y debilidades, o por qué quieres trabajar para la compañía. Realiza los fragmentos de sonido de una a dos oraciones cortas en longitud, correspondientes al puesto de trabajo y que vayan directo al grano. También puedes memorizar un "discurso de ascensor" para responder a las preguntas más largas acerca de tus antecedentes o para la infame pregunta de "háblame de ti mismo".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles