Cómo mantener pececillos después de capturarlos

Escrito por thomas ganio | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mantener pececillos después de capturarlos
Un aireador puede mantener suficiente oxígeno para evitar que los peces pequeños mueran. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Los peces pequeños son uno de los mejores cebos que puedes utilizar para atrapar peces. No son difíciles de encontrar en pequeños riachuelos y arroyos, y se pueden transportar con muy pocos problemas. Puedes mantener pececillos vivos durante un viaje de pesca durante la noche o incluso durante unos pocos días, siempre y cuando les suministres oxígeno, agua fresca y comida suficiente.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cubo para pececillos
  • Acuario de 5 galones (18,9 lts)
  • Agua fresca de un arroyo, lago o río
  • Plantas y algas
  • Cubos de hielo
  • Escamas de pescado o harina de avena
  • Camarón de salmuera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Proporcionar oxígeno

  1. 1

    Coloca una docena de pequeños peces en un cubo para pececillos. Inserta el cubo en un pequeño arroyo. Ata el cubo a un árbol. Asegúrate de colocar unas rocas de tamaño adecuado dentro de la cubeta para hacerla más pesada. Los pececillos son capaces de sobrevivir cuando se colocan en un cubo siempre que no se empaqueten en como sardinas enlatadas. Coloca el cubo en una corriente aislada, o en el agua durante la noche a medida que pesques. Esto mantendrá a los pececillos frescos y les suministrará oxígeno natural.

  2. 2

    Coloca los pececillos en un acuario de agua de 5 galones (18,9 lts). Añade un aireador pequeño para proporcionar oxígeno el cual mantendrá a los pececillos vivos durante un período prolongado. Para ello, llena el tanque aproximadamente a tres cuartos de su capacidad con agua del estanque o del arroyo. Suelta una docena de pequeños peces en el tanque pequeño. Inserta el aireador de acuario en el agua. Añade rocas al aireador para mantenerlo bajo. Observa los niveles de agua en el acuario y añade agua fresca cuando sea necesario. Inserta plantas pequeñas dentro del tanque, de manera que los pececillos tengan oxígeno adicional.

  3. 3

    Añade agua fresca de un arroyo, lago o río en el cubo o tanque que contiene los pececillos. Con el fin de mantenerlos vivos, los peces pequeños necesitan agua fresca regularmente. Cada 3 horas, sumerge la mitad del agua en tu cubo o tanque para pececillos y añade agua fresca. No añadas agua del grifo, ya que no tiene suficiente oxígeno para mantener peces.

    Mantén el agua fresca

  1. 1

    Evita que los pececillos se calienten demasiado. Si estás en un clima cálido o un lugar soleado, busca un lugar con sombra para colocar tu cubo. Sumerge el cubo en el agua. Cada 10 minutos levanta el cubo del agua, luego empuja el cubo hacia arriba y hacia abajo en el agua. Esta acción mantendrá el agua fría. Puedes colocar una mochila sobre el cubo para crear sombra cuando hace calor.

  2. 2

    Añade cubitos de hielo al agua. Mantener frío a los pececillos añadiendo hielo es muy eficaz, ya que los cubos de hielo energizarán a los peces pequeños en climas cálidos, según el sitio web de Oyster Bay Tackle. Usa un termómetro para verificar que la temperatura del agua es inferior a 55 grados Fahrenheit (12,77 ºC). Si es mayor de 55 grados Fahrenheit, añade una media docena de cubitos de hielo.

  3. 3

    Mantén el agua bien distribuida con una bomba eléctrica. Una bomba de agua alimentada por una batería puede mantener el agua circulando en un cubo como lo haría una brisa externa. Para los acuarios, una bomba eléctrica puede mantener el agua fresca y evitar a que se estanque.

    Alimentación

  1. 1

    Encuentra las algas o plantas pequeñas y colócalas dentro del cubo o un acuario. Los peces pequeños se alimentan de algas, por lo que añadir agua dulce de un estanque, arroyo o río es importante para mantener los peces pequeños.

  2. 2

    Añade alimento para peces cada dos a tres días. Espolvorea escamas de pescado o avena sobre la superficie del agua. No alimentes a los peces pequeños con demasiadas escamas, ya que puede atestar la parte inferior del cubo o tanque del acuario. Elimina cualquiera de los copos no consumidos después de dos o tres días.

  3. 3

    Agrega los camarones de salmuera. Un camarón de salmuera vivo es una fuente de alimento muy nutritivo para los peces pequeños, de acuerdo con el sitio web Aquatic Community. Los pececillos engullen estos pequeños invertebrados. Añade alrededor de 50 de ellos por cada docena de peces pequeños.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles