Cómo mezclar quesos

Escrito por timothea xi | Traducido por francisco roca
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mezclar quesos
Usa quesos que se complementen un un platillo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La creación de nuevas e inesperadas combinaciones de quesos en tus recetas implica en alguna medida el ensayo y error, así como suerte y conocimiento previo de la naturaleza de los quesos en cuestión. Conocer el carácter del queso, sus propiedades de fusión, su sabor y su facilidad para trabajarlo, te ayudarán a seleccionar las más apetecibles y adaptables mezclas de quesos. Las combinaciones clásicas como mozzarella y queso parmesano para pizza han sido probadas por el tiempo. También puedes aventurarte y salirte un poco del camino con otros quesos, para cocinarlos o gratinarlos y mezclarlos armoniosamente con otros ingredientes.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Crea una festiva bola de queso con una mezcla de quesos, como el queso crema, el queso azul, el queso cheddar rallado extra fuerte, el queso con pimiento para untar o el queso velveeta procesado. Agrega sabor con condimentos como aceitunas verdes, cebolla en polvo, pimienta de cayena, rábano picante, piña triturada, hojuelas de perejil, mostaza seca y vino Sauternes. Rueda la bola de queso sobre las nueces picadas y refrigérala para que se fije. Sirve con galletas.

  2. 2

    Haz una pizza mezclando quesos tradicionales para pizzas o combinando diferentes clases de quesos. Si estás experimentando con nuevos quesos o combinaciones de quesos para tu pizza, considera la naturaleza de los quesos que estás utilizando. Ten en cuenta que algunos quesos no mejoran al hornearlos a alta temperaturas y pueden tener mal sabor sobre una pizza si ésta está sobrecocinada, como el queso Stracciatella. También evita la combinación de quesos delicados como el bufala mozzarella con abundantes albóndigas o salchichas, lo que podría enmascarar los sabores del primero; usa en su lugar, un queso fuerte. Sé consciente de cómo ciertos quesos se funden: el queso de cabra no se disolverá, sólo se hará crujiente y esponjoso. Haz una pareja del queso parmesano con casi cualquier pizza y del queso mozzarella de leche de vaca para múltiples cubiertas.

  3. 3

    Mezcla los quesos para fundirse eligiendo quesos con características de fusión que sean apropiados para el plato que estás haciendo. Familiarízate con los tipos de queso en general y su capacidad de fusión. Elige quesos que sean conocidos por ser elásticos o fibrosos para recetas como las croquetas y el panini. En estos casos las tiras de queso provolone funcionan bien. Si deseas un queso para mezclar en el plato que le de cuerpo y riqueza, elige el Asiago, el fontina, el cheddar, el gouda y los quesos de maduración suave. Implementa quesos que no se fundan cuando los quieres a la parrilla o necesitas que permanezcan intactos en el plato, estos incluyen: al queso panela, el halloumi y el queso fresco.

  4. 4

    Haz un platón de quesos que yuxtaponga diferentes quesos y lleve a tus invitados progresivamente de los quesos frescos primero a los quesos fuertes más maduros. Ten una buena mezcla de quesos duros y blandos, madurados blandos, madurados en superficie y quesos con corteza lavada. Compón un plato de queso suave salado fresco como el queso de cabra, seguido de un queso semisuave como el crescenza o el teleme, después un queso de maduración suave con moho como el Camembert, o tal vez un queso calcáreo de leche cruda de cabra, seguido de un semiduro Gouda, un queso duro añejado y un queso azul intenso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles