Por qué las mujeres se casan con hombres en prisión

Escrito por sampson quain | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Por qué las mujeres se casan con hombres en prisión
La hibristofilia es la atracción por los delincuentes violentos. (Dick Luria/Photodisc/Getty Images)

Algunos de los asesinos en serie más notorios como Ted Bundy y Angelo Buono, se casaron con mujeres mientras estaban encarcelados. A la mayoría de las personas les resulta difícil de entender por qué una mujer podría optar por casarse con un hombre que ya está en la cárcel, sobre todo si está cumpliendo una sentencia de cadena perpetua. Las razones por las que las mujeres lo hacen son variadas e incluyen hibristofilia (atracción por los delincuentes violentos), falta de autoestima, atracción por un romance prohibido y creencia de que sus maridos son inocentes.

Otras personas están leyendo

Hibristofilia

La hibristofilia es una enfermedad mental caracterizada por la excitación extrema o atracción hacia una persona que ha cometido un crimen espantoso y violento. Este trastorno es más frecuente en mujeres que en hombres y se manifiesta ya sea en forma pasiva o agresiva. Las mujeres que escriben cartas fanáticas a los condenados, fantasean acerca de ellos o están de acuerdo en casarse con ellos, están exhibiendo la forma pasiva de hibristofilia. No serían propensas a cometer un delito, pero a menudo justifican los crímenes cometidos por el objeto de su atracción. Las mujeres que presentan la forma agresiva de hibristofilia no se amilanan ante la comisión de un delito y se sienten atraídas por los actos de violencia.

Baja autoestima

Algunas mujeres se casan con hombres en prisión debido a problemas de autoestima de su pasado. Las mujeres que han experimentado una serie de malas relaciones o abuso físico y sexual pueden ser más vulnerables emocionalmente a un hombre encantador en prisión que las llena de atención y desea su compañía. Al ofrecer lo que es a menudo la única fuente de consuelo y apoyo para un prisionero masculino, una mujer puede encontrarse facultada y revitalizada en esta nueva relación. Además, el hecho de que su marido está en la cárcel puede dar a una mujer la seguridad de saber que no es engañada.

Romance prohibido

Algunas mujeres pueden verse atraídas hacia los presos varones a causa de la sensación de peligro que este tipo de relación representa. Para una mujer que quiere rebelarse contra las normas sociales, casarse con un hombre en la cárcel es el tipo de acto que va a sorprender a amigos, familiares y colegas. Para una mujer que nunca ha hecho nada rebelde, el desarrollo de un romance prohibido con un "chico malo" podría servir como la clase de experiencia emocionante y dramática que ha estado ausente durante toda su vida.

La creencia de que la persona es inocente

Como una crónica en varios programas de televisión, algunas mujeres primero se involucran con hombres en la cárcel porque creen que esos hombres son inocentes. Durante la lucha por un nuevo juicio o intentando descubrir nuevas pruebas, algunas mujeres terminan enamorándose. En otros casos, una mujer puede estar convencida de que un hombre encarcelado es culpable, pero que no tuvo un juicio justo, o que sus abogados eran incompetentes y le impidieron conseguir una sentencia menor. También hay situaciones en las que los grupos religiosos envían a las mujeres a las cárceles para fomentar que los presos varones acepten a Dios y las mujeres se enamoran y se casan con hombres que han ayudado a transformar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles