Todo lo que necesitas saber para cultivar girasoles

Escrito por cheryl withrow | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Todo lo que necesitas saber para cultivar girasoles
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Renueva tu fascinación por la naturaleza plantando flores que crecen a partir de pequeñas semillas y pueden eclipsar muchas plantas en tu jardín: los girasoles. Algunos híbridos alcanzan alturas de hasta casi 16 pies (5 m). O para hacerle frente a las limitaciones de espacio, ten en cuenta las variedades que llegan a 2 pies (0,60 m). Los colores van desde el amarillo tradicional a un rojo profundo y por eso complementan tan bellamente la mayoría de los jardines. Debido a que los girasoles crean semillas que proporcionan alimento para los seres humanos, las aves y la vida silvestre, los beneficios de tener esta planta superan el trabajo necesario para cultivarlos.

Otras personas están leyendo

Selección de semillas para el tamaño deseado

Si vas a utilizar la plantación de girasoles como un fondo y necesitas una variedad alta, puedes considerar la "Sunzilla", un híbrido que crece hasta 16 pies (4,8 m) de altura. Para lugares que requieren una altura entre 10 a 16 pies (3 a 4,5 m) ten en mente a la "Mamut de Rusia" o variedades como "Paul Bunyan". "Tarahumara", crece entre 7 y 10 pies (2 y 3,5 m) y la "Semilla para pepas," tiene un rango de crecimiento de 6 a 8 pies (1,8 a 2,4 m) de altura y son otras posibilidades en la categoría de tamaño mediano. Las plantas que solo llegan a una altura de medio metro, como la "mancha solar" produce muchas semillas y funciona en la mayoría de los paisajes.

Selección de las semillas para el color deseado

Para encontrar una variedad de color, ten en mente a la "Fuego en el cielo", que produce unas flores de 12 pulgadas (30 cm) de color naranja rojizo y florece a una altura de 10 pies (3 m). Otra variedad es la planta "tímida" que produce una flor arbustiva de 4 pulgadas (10 cm). Sus colores pastel amarillo, rosado y salmón son excelentes para cortar porque como no producen polen, duran más fuera de la planta. Si te gusta el color rojo del vino Chianti y deseas llevarlo al jardín, echa un vistazo a la "Híbrida Chianti", que tiene pétalos de color rojo vino, con matices dorados. Este girasol híbrido tiene un hábito de crecimiento arbustivo, alcanza una altura de 4 a 5 pies (1,2 a 1,5 m), se extiende alrededor de 18 a 22 pulgadas (45,72 a 55,8 cm) y produce flores con un diámetro de entre 3 a 4 pulgadas (7 a 10 cm).

Preparación del suelo

Si alguna vez has alimentado a las aves silvestres con semillas de girasol, probablemente sabes lo fácil que es crear una planta de girasol. Como las aves que rompen la cáscara, siempre algunas semillas caen al suelo. Sin la ayuda de las manos del hombre, estas semillas germinan, proporcionando una nueva cosecha para sus amigas, las aves. Los girasoles crecen bien en cualquier suelo de jardín, pero no toleran un suelo que permanece anegado. Asegúrate de seleccionar un lugar que reciba sol directo. Los girasoles, necesitan suelos con un pH de 6,0 a 7,5. Consulta con tu agente local para hacerle una prueba al suelo y si es necesario, ajusta el pH.

Sembrando la semilla

Planta las semillas de girasol en la primavera después de la última helada. Siembra las semillas a 1 a 2 pulgadas (2,5 a 5 cm) de profundidad, dejando 6 pulgadas (15 cm) entre las semillas y de 18 a 24 pulgadas (45 a 60 cm) entre filas, si estás plantándolas en un jardín. Cubre las semillas con el suelo y riega la tierra. Las semillas deberían germinar de 7 a 10 días. Cuando de las plantas brota un segundo conjunto de hojas, déjalas en un semillero a 2 pies (60 cm) de distancia. Si tu objetivo es la máxima producción de semillas, el espacio de las filas debe ser por lo menos de 2 a 3 pies (60 a 90 cm). Si deseas ramos de flores más pequeños, plántalas más juntas, 6 pulgadas (15 cm) es una buena opción, ya que crecerán tallos más largos y cabezas de flores más pequeños.

Temporada de cultivo de atención

A pesar de que el girasol es tolerante a la sequía, riega periódicamente si la naturaleza no proporciona suficientes lluvias. El riego regular y profundo promueve un buen sistema radicular, lo cual es beneficioso para las variedades más altas. Es probable que necesites atar a las variedades altas, sobre todo en zonas ventosas. Si el suelo es especialmente pobre, puedes agregarle fertilizante granulado de acción lenta. Una capa de 2 a 3 pulgadas (5 a 7 cm) de mantillo ayuda a reducir la pérdida de humedad durante los días calurosos de verano.

Cosecha

A principios del otoño, cuando el girasol se dirige hacia el suelo y la parte posterior de la cabeza se vuelve amarillo-marrón, debes comprobar los diminutos pétalos que cubren a las semillas. Si los pétalos se han secado y se caen fácilmente al tocarlos, las semillas están listas para su cosecha. Corta las cabezas de las semillas con tijeras de podar, dejando agarrado 1 pie (30 cm) del tallo.

Curación

Cuelga las cabezas de girasol en un ambiente cálido, seco y bien ventilado, que proporcione protección de la fauna, las aves y los insectos. Este proceso lleva de cuatro a seis semanas. Cuando se seque, frota dos cabezas juntas para sacar las semillas. También puedes utilizar tus dedos o un cepillo duro. Deja que las semillas recolectadas se sigan secando de 7 a 10 días más y luego guárdalas en un tarro de cristal hermético. Almacenar el frasco en el refrigerador ayuda a que las semillas conserven su sabor por más tiempo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles