¿Necesito cambiar mi filtro si sale olor a quemado del calentador?

Escrito por renee miller Google | Traducido por jaime alvarez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Necesito cambiar mi filtro si sale olor a quemado del calentador?
El filtro de la caldera está diseñado para atrapar partículas y mejorar el flujo de aire en tu calentador. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Los filtros de la calefacción están diseñados para proteger tu sistema de calefacción y reducir las partículas de polvo en tu casa. Para ser eficaces, los filtros del calentador deben ser revisados ​​mensualmente y cambiados cuando se obstruyen con suciedad y polvo. Un olor a quemado de la caldera puede ser una indicación de que el filtro necesita ser reemplazado, pero también puede significar que el calentador tiene que ser inspeccionado por otros problemas más graves.

Otras personas están leyendo

Cuándo cambiar los filtros del calentador

Que salga polvo quemado del filtro de tu caldera y de los respiraderos durante la primera puesta en marcha de la temporada de calefacción no es infrecuente y debe desaparecer después de aproximadamente una hora de funcionamiento. Si no es así, apaga el calentador y limpia el polvo en este y en su parrilla con un paño húmedo y cambia el filtro. Cambiar tu filtro antes de que se cree un olor a quemado asegura que tu sistema de calefacción funcione de manera eficiente y segura en todo momento. Debido a que los filtros de caldera de alta eficiencia también eliminan el polen, la caspa de mascotas y otras partículas del aire, también ayuda a mejorar la calidad del aire en tu hogar.

Quemador de suciedad

De vez en cuando los quemadores dentro de tu sistema de calefacción puede llegar a ser cubiertos de suciedad y polvo. Cuando el calentador se enciende, estos restos se calientan y pueden producir un olor a quemado. Los quemadores tapados pueden regresar el fuego, lo que significa que la llama se enciende fuera de la abertura del calentador en lugar de hacerlo en el intercambiador de calor, como se supone que debe ser. Esto puede provocar un incendio en el interior del calentador o emisiones de monóxido de carbono. Inspecciona los quemadores cuando cambies el filtro para asegurarte de que estén limpios o llama a un técnico para que les haga mantenimiento por ti.

Problemas del motor

Un mal funcionamiento del motor también puede causar un olor a quemado. Esto puede ser causado por un problema de poca importancia, como una falta de lubricación. Apaga el calentador y añade dos o tres gotas de aceite de motor sin detergente a cada puerto en el motor. El aceite se puede comprar en las ferreterías pero revisa las recomendaciones del fabricante para el peso y el tipo antes de comprar. El olor a quemado debe disiparse dentro de 30 minutos después de reiniciar el calentador. Si el olor no desaparece, consulta a un profesional para que inspeccione el horno y determine si el motor está mal o si tiene un intercambiador de calor agrietado.

Problemas eléctricos

Un olor a quemado que está más cerca de un olor eléctrico como el caucho quemado puede indicar que las partes al interior de tu calentador se están sobrecalentado. Los cojinetes agarrotados pueden causar que se produzca este olor ya que el motor se sobrecalienta y el aislamiento del cable se derrite. En ocasiones, una conexión suelta en el cableado o los relés de plástico dentro de tu calentador también causará un olor eléctrico o a quemado. Si el flujo de aire está bloqueado por un filtro muy sucio, esto también puede hacer que las piezas internas se sobrecalienten. Si el filtro no está sucio, o el olor continúa después de que lo hayas reemplazado, apaga la alimentación y haz que un técnico revise tu sistema de calefacción.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles