¿Qué ocurre si siembras las plantas demasiado juntas?

Escrito por jacob j. wright | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué ocurre si siembras las plantas demasiado juntas?
Los abedules compiten entre sí en un bosque repleto donde no cuentan con el suficiente espacio. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Una caminata por el bosque revela un denso follaje de hojas y numerosos tallos altos y verticales. Si estos mismos árboles hubiesen sido plantados en amplios espacios abiertos, no serían tan altos y desgarbados. En su lugar, los árboles crecen más anchos y tupidos con abundante luz solar. Las plantas también pueden afectar el modo en el que crecen las variedades cercanas, ya que las raíces se enredan y compiten por las mismas fuentes de agua y nutrientes en el suelo. Si siembras las plantas demasiado juntas, puedes restringir el potencial crecimiento y poner en riesgo su salud.

Otras personas están leyendo

Espaciado

El espacio alrededor de una planta, tanto de tierra como de aire, debe ser proporcional al tamaño de la misma. Las plantas que son pequeñas en su madurez, como una planta de espinaca o rábano, no necesitan mucho espacio en el jardín en comparación con arbustos de gran crecimiento, como el roble o la lila. Además, las plantas jóvenes necesitan menos espacio en la etapa inicial y se pueden cultivar en proximidad hasta que su tamaño demande un lugar más grande. Esto se pone en evidencia en instalaciones donde funcionan invernaderos o viveros. Numerosas plántulas se cultivan en macetas pequeñas y las plantas grandes en amplias macetas, como los plantones de árboles.

Efectos físicos

Las plantas que se siembran muy juntas compiten por las mismas fuentes de luz, agua y nutrientes. El primer efecto se refleja en la competencia por la luz. Las plantas amontonadas comienzan a crecer hacia arriba para recibir luz, en vez de desarrollar siluetas completas y tupidas. Eventualmente, sólo las más vigorosas y receptoras de luz sobreviven, ya que terminan dando sombra a las débiles y pequeñas plantas cercanas. Asimismo, a medida que crecen las raíces, necesitan absorber más cantidad de agua y nutrientes para sostener el crecimiento por encima del suelo. Las plantas que permanecen muy juntas deben desarrollar raíces que se mezclen con las de sus vecinas. La planta más vigorosa es la que absorbe más cantidad de agua y nutrientes. Sin embargo, con numerosas plantas y raíces, los recursos del suelo se agotan más rápidamente, lo que afecta a todas las plantas del área. En este caso, se necesita más riego y fertilización.

Consecuencias

Además de los problemas de competencia que emergen de la superpoblación de plantas, pueden surgir otros inconvenientes. Con poco espacio y mayor crecimiento a causa de la competencia, a menudo las plantas no obtienen el viento y el aire que necesitan, lo que debilita los tejidos de los tallos o los expone a condiciones más húmedas. La humedad puede fomentar la propagación de enfermedades fúngicas. Los tallos débiles son más suculentos y vulnerables a las plagas de insectos que absorben su savia. El denso follaje de las superpoblación de plantas impide que los jardineros detecten problemas de plagas o enfermedades en la parte inferior de las plantas o en la superficie del suelo.

Bajas en la productividad

Por último, las plantas que se encuentran muy juntas no producen tantas hojas, flores, conos, frutos y semillas en comparación a las que disponen de luz, aire y tierra en abundancia. La escasez de ramas reduce los lugares donde la planta puede formar flores o frutos, lo que disminuye por completo la capacidad de producción, más allá de que se trate de flores ornamentales o de frutos comestibles, como manzanas, tomates o mazorcas de maíz.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles