Lifestyle

Por qué mi perro vomita una flema blanca

Escrito por rena sherwood | Traducido por enrique pereira vivas
Por qué mi perro vomita una flema blanca

A menudo, un bocadillo tarde en la noche puede prevenir el síndrome del vómito bilioso.

dog biscuits image by Greg Pickens from Fotolia.com

La flema espumosa blanca o pálida amarillenta que un perro vomita se llama bilis. Los perros que vomitan bilis, por lo general en las mañanas o después de un largo período de sueño, sufren de síndrome de vómitos biliosos, que también se llama reflujo de gastritis. Los perros vomitan la espuma y luego parecen estar bien. Esto es alarmante, pero una condición tratable y debe ser controlado si empeora o no responde a los remedios caseros.

Causas

La causa principal del síndrome de vómitos biliosos es que el estómago del perro está lleno de bilis. Por lo general, la bilis está más abajo en el sistema digestivo y no se arrastra hasta el estómago. Pero, si el revestimiento del estómago del perro se irrita con facilidad o es especialmente sensible, incluso una pequeña cantidad de bilis en el estómago o un estómago vacío es suficiente para hacer que vomite. La bilis puede acumularse en el estómago de un perro cuando éste duerme.

Predisposiciones

Los perros que han sido víctimas de graves enfermedades gastrointestinales, como la infección pancreatitis, enfermedad del intestino irritable o giardia, serán más propensos a desarrollar un estómago sensible, de acuerdo a Holly Nash, DVM. Otro problema es la gastritis crónica, la cual puede ser causada por muchos tipos de enfermedades. Otros síntomas de la gastritis crónica que no suelen ser vistos en el síndrome de vómitos biliosos son la pérdida de apetito, estremecimiento cuando el abdomen es tocado y pérdida de peso.

Marco de tiempo

Los perros con el síndrome de vómitos biliosos tienden a comer hierba y vomitar poco después de despertar y actuar con normalidad durante todo el día. Esto sólo ocurre una vez o dos veces a la semana o menos. Los perros que vomitan bilis blanca o amarilla todos los días y tener diarrea acuosa pueden haber sufrido de parásitos internos, como la giardiasis, según el "Dog Owner’s Home Veterinary Handbook". Estos perros necesitan ver a un veterinario tan pronto como sea posible.

Tratamiento en el hogar

Para los perros que están vomitando bilis y no presentan otros síntomas, intenta con un remedio casero. Aliméntalo con un aperitivo por la noche o por lo menos siete horas antes de que el perro tenga que levantarse por la mañana. Comienza a alimentar al perro con un pequeño desayuno si éste ya no come más de una comida al día. La comida le ayudará a absorber la bilis. Esto ayudará a evitar a que el revestimiento del estómago se irrite y haga que el perro tenga náuseas.

Diagnóstico

Con el fin de determinar la causa del vómito crónico de la bilis, un veterinario tendrá que examinar al perro y probar la muestra de heces más reciente posible. El perro puede que tenga que pasar por anestesia para hacerse un examen endoscópico del estómago. Otra prueba es una prueba de bario líquido, donde el perro traga bario en líquido antes de ser radiografiado. Este líquido hace que los rayos X sean más claros y ayuda a descartar una lesión interna, un tumor o la presencia de un objeto pequeño que el perro pueda haberse tragado.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media