Cómo poner en salmuera las costillas de cerdo para una barbacoa

Escrito por irena eaves | Traducido por frances criquet
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo poner en salmuera las costillas de cerdo para una barbacoa
Poner en salmuera las costillas les infunde humedad y sabor antes de cocinarlas. (Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images)

Poner en salmuera es el proceso de remojar la carne en agua salada, lo que resulta en una carne más jugosa y sabrosa una vez cocida. Aunque la salmuera es más utilizada en Acción de Gracias con los pavos, puedes utilizar el mismo método en casi cualquier corte de carne. Las costillas de cerdo para barbacoa se benefician especialmente bien de una sencilla salmuera. Ya que las costillas serán cocidas sobre el fuego fuerte de una parrilla, la salmuera les añadirá la humedad tan necesaria en este proceso, sin mucho esfuerzo adicional.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Sal
  • Hielo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Hierve 1/2 galón (1,89 l) de agua en una olla grande. Añádele 1 taza de sal fina o 2 tazas de sal gruesa. si quieres puedes agregar muchos otros ingredientes para realzar el sabor. Una taza de azúcar negra o blanca, 1 taza de vinagre de manzana, 2 o 3 cucharadas de ajo en polvo o de 1 a 4 cucharadas de pimienta negra son maravillosas adiciones a una salmuera para costillas de cerdo. Revuelve continuamente hasta que la sal y el azúcar se hayan disuelto. Retira la olla del fuego.

  2. 2

    Añade 4 tazas de hielo a la mezcla. Deja derretir los cubos completamente, enfriando la salmuera.

  3. 3

    Coloca las costillas en un recipiente en que entren fácilmente. Una olla, asadera o bolsas de congelador extragrandes son buenas opciones. Lentamente añade la salmuera. Si tus costillas no están completamente cubiertas por el líquido, puedes agregar una solución salada adicional. Añade una cucharada de sal por cada taza de agua de más. Coloca el recipiente en el refrigerador.

  4. 4

    Deja que la salmuera se fije en la carne durante unas horas, dependiendo del tamaño. Un trozo de carne de una pulgada (2,5 cm) de grosor debe remojarse una hora; de dos pulgadas (5 cm) tres horas; y de tres pulgadas (7,6 cm) de grosor, hasta 8 horas. No dejes tu carne demasiado tiempo. Puedes sobrepasarte y en vez de unas deliciosas y jugosas costillas, te encontrarás con un desastre salado.

  5. 5

    Retira la carne del refrigerador y enjuágala para quitar el exceso de sal. Sécala con toallas de papel antes de colocarla en la parrilla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles