Como hacer un pozo de absorción

Escrito por jack burton | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Como hacer un pozo de absorción
Hacer un pozo de absorción lleva mucho trabajo si lo cavas a mano y pala, pero con una pequeña excavadora terminarás la excavación en unos pocos minutos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las fuertes lluvias pueden representar un gran problema no sólo en las zonas bajas. Un área baja en el patio, por ejemplo, puede convertirse en un estanque temporal que puede durar varios días, o el agua puede acumularse en un sótano o en la casa en sí. Un pozo de absorción podría aliviar este problema, ya que permite que el agua drene desde donde está hacia un área de almacenamiento. Esto vuelve a saturar con seguridad y gradualmente la mesa de agua. Hacer un pozo de absorción lleva mucho trabajo si lo cavas a mano y pala, pero con una pequeña excavadora terminarás la excavación en unos pocos minutos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Una pala o excavadora pequeña
  • Bloques de hormigón
  • Una apisonadora manual
  • Cemento
  • Arena
  • Agua
  • Una llana
  • Grava
  • Rocas de diferentes tamaños
  • Una tubería para drenaje de PVC de 4 pulgadas (10 cm)
  • Una cubierta para fosos
  • Una manta plástica
  • Semillas de flores o pasto

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Excava un cubo en el suelo que mida 3 pies (0,9 m) de un lado. Cava el agujero lejos de la zona baja y húmeda y donde haya poco acceso a las personas. Puede que tengas que variar el tamaño del pozo de acuerdo con el espacio disponible y el tipo de suelo que estás trabajando.

  2. 2

    Excava una zanja de 1 pie (0,30 m) de profundidad y de 6 pulgadas (15 cm) de ancho echando excesiva cantidad al pozo de absorción. La zanja debe tener una inclinación de 1/4 de pulgada (0,6 cm) por cada 10 pies (3 m) de longitud para asegurar que el agua drene hacia el hoyo. La zanja debe terminar donde comienza el pozo de absorción.

  3. 3

    Cubre las paredes de la excavación para que la suciedad no caiga hacia el interior del pozo. Las opciones incluyen el uso de bloques de construcción o una crepé de cemento.

  4. 4

    Apila los bloques unos sobre otros alrededor de la zona excavada, haciendo una cámara de cuatro lados. No tendrás que juntar los bloques a mortero. Deja suficiente espacio entre dos de los bloques para permitir el acceso de la tubería de drenaje. Llena el espacio entre el exterior de los bloques de hormigón y los bordes de la excavación con el suelo y apisona hacia abajo.

  5. 5

    Apisona la tierra manualmente sobre las paredes para que quede sólido y estable. Mezcla 4 partes de cemento con 1 parte de arena y suficiente agua para hacer una mezcla fina, como una mezcla para panqueques. Luego distribuye la misma sobre las paredes de tierra de la fosa en una capa delgada dejando una abertura para el tubo de drenaje. Deja que la crepé de cemento se seque completamente.

  6. 6

    Coloca 6 pulgadas (15 cm) de arena o grava en el fondo del pozo. No se requieren de medidas precisas o nivelación.

  7. 7

    Llena el pozo de absorción con rocas de diferentes tamaños cuidadosamente para no dañar ninguna crepé de cemento. No empaques herméticamente el pozo, ya que impedirás que el agua fluya hacia abajo. Debe haber la cantidad suficiente de rocas para evitar que las paredes de bloques de hormigón empujen hacia adentro. La parte superior de las rocas debe quedar justo por debajo del lugar por donde entra el tubo de drenaje.

  8. 8

    Rellena la zanja de drenaje con 2 pulgadas (5,08 cm) de grava, teniendo cuidado de que la pendiente descendiente esté protegida.

  9. 9

    Posiciona un tubo de desagüe de PVC en la grava con el lado perforado hacia abajo. La tubería deberá extenderse en el centro de la fosa. Llena la zanja con tierra y nivélala ligeramente más arriba que el suelo existente. El suelo se asentará hacia abajo.

  10. 10

    Coloca una gran roca plana bajo el extremo de la tubería en el pozo. Este desembolsará el flujo de agua y evitará la erosión de las rocas de abajo.

  11. 11

    Cubre la parte superior de la fosa con una gran hoja de metal o de madera contrachapada. Coloca dos o tres bloques de hormigón u otros objetos pesados ​​en la parte superior de la tapa para asegurar que un niño no abra de forma inadvertida la fosa. Alternativamente, oculta el hoyo con varias capas de mantas plásticas y cúbrelas con tierra. Planta semillas de pasto u otras plantas con raíces superficiales en la parte superior del pozo, marcando previamente su ubicación de modo que puedas encontrarlo de nuevo si es necesario.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles