DESCUBRIR
×

Cómo preparar la tradicional avena arrollada gruesa

Actualizado 21 febrero, 2017

El sitio web MayoClinic.com recomienda comer más granos, como la tradicional avena arrollada gruesa. Cuando se la combina con fruta, la avena cocida constituye un desayuno completo y nutritivo. La avena arrollada es una fuente de hidratos de carbono complejos y vitaminas y minerales esenciales, además de tener un bajo contenido graso. El consumo de granos enteros puede reducir tu riesgo de padecer una enfermedad cardíaca o diabetes. Al usar el anafe para cocinar la avena tienes un mayor control sobre el hervor del agua pero, si no cuentas con uno o quieres cocinar la avena más rápidamente, opta por el microondas.

Instrucciones

Cocina la avena arrollada con abundante agua para ablandarla. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

    Anafe

  1. Vierte 2 tazas de agua por cada 1 de avena arrollada sin cocinar que estés preparando en una olla lo suficientemente grande como para contener el doble de la cantidad de avena y agua.

  2. Coloca la cacerola sobre una hornalla a fuego alto.

  3. Calienta el agua hasta que llegue a punto de ebullición.

  4. Mezcla la avena con el agua.

  5. Baja el fuego a medio y cocina la avena durante 5 minutos, o hasta que la mayoría del líquido se absorba en el cereal y este esté tierno.

  6. Apaga el fuego, tapa la olla y déjala a un lado por otros 5 minutos.

    Microondas

  1. Vierte 2 tazas de agua por cada 1 de avena arrollada sin cocinar que estés preparando en un recipiente apto para microondas de tamaño mediano.

  2. Incorpora la avena al recipiente.

  3. Cocina la avena y el agua en el microondas a energía elevada durante un tiempo de entre 2 y 3 minutos.

  4. Retira el recipiente del horno microondas, revuelve la avena y cocina el cereal en el microondas por otros 30 segundos si el agua no fue absorbida y la avena no está tierna.

  5. Cocina la avena en el horno microondas a intervalos de 30 segundos hasta que el cereal alcance la consistencia de tu agrado.

Consejos

  • Puedes mezclar la tradicional avena arrollada sin cocinar en recetas como galletas, magdalenas, cereales, crocante de frutas, pasteles de carne y pan. La avena se cocina con la receta pero, se conserva algo crujiente.
  • Agrega miel, frutos secos o fruta fresca o desecada a la harina de avena.

Necesitarás

  • Una cacerola
  • Una cuchara
  • Un recipiente apto para microondas de tamaño mediano