Cómo pulir los dientes en casa

Escrito por lisa atkinson | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pulir los dientes en casa
(Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Una sonrisa entusiasta puede ser tu mejor accesorio, pero a veces los alimentos y bebidas pueden cambiar la apariencia de tus dientes. Muchos alimentos que son ricos en ácido cítrico pueden desgastar el esmalte con el tiempo. Las bebidas como el café o el té puede decolorar los dientes, haciéndolos parecer opacos y deslustrados. No tienes que gastar mucho dinero en cremas o geles para blanquearlos y no es necesario que hagas un viaje especial al dentista. Con algunos ingredientes básicos, puedes hacer tu propio pulidor para dientes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sal
  • Bicarbonato de sodio
  • Aceite de menta
  • Jugo de limón
  • Cáscara de naranja
  • Una rama de Neem
  • Fresas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mezcla ½ cucharadita de sal fina de mar con 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en un tazón pequeño. Agrega una gota o dos de aceite de menta y unas gotas de agua. Utiliza solo el agua suficiente para crear una pasta espesa que se quede en el cepillo de dientes. Pule tus dientes con esta mezcla y enjuaga. El bicarbonato de sodio limpiará cuidadosamente tus dientes y quitará las manchas.

  2. 2

    Moja el cepillo de dientes y mételo en sal. Añádele unas gotas de jugo de limón. Aplica esta mezcla granulada a tus dientes y déjala permanecer allí durante unos minutos. Haz gárgaras y enjuágate la boca con agua tibia. La sal actúa como un abrasivo suave, y el jugo de limón quitará las manchas.

  3. 3

    Pela una naranja, conservando la mayor parte posible de la porción blanca de la cáscara. Frota el interior de la cáscara de naranja a través de tus dientes. Esto te ayudará a pulir los dientes y a restaurar el brillo del esmalte. Como bono adicional, la vitamina C de la cascara de naranja es buena para las encías

  4. 4

    Utiliza una rama de neem en lugar de tu cepillo de dientes un par de veces cada semana. Éstas son útiles para muchos problemas de salud, incluyendo los relacionados con el cuidado oral. Masticar una rama de neem pulirá tus dientes y quitará las manchas amarillas. También lo puedes moler para que quede como un polvo o una pasta.

  5. 5

    Machaca algunas fresas para hacer una pasta suave. Mezcla bicarbonato de sodio hasta que hayas hecho una pasta que se quede en el cepillo de dientes. Frota la mezcla sobre los dientes y déjala reposar durante cinco minutos. Enjuaga por completo y usar hilo dental para quitar las semillas que queden. El ácido málico de las fresas elimina las manchas superficiales en los dientes y es una forma natural de pulirlos.

Consejos y advertencias

  • Trata de mezclar corteza de canela o clavo de olor con bicarbonato de sodio en lugar de aceite de menta. Cualquier aceite esencial de tu elección le dará sabor a la mezcla.
  • Asegúrate de enjuagar completamente el jugo de limón de los dientes ya que la acidez de los limones puede debilitar el esmalte dental.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles