Los quehaceres domésticos promedio de las mujeres y los hombres

Escrito por camille beredjick | Traducido por frances criquet
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los quehaceres domésticos promedio de las mujeres y los hombres
¿Las mujeres hacen más tareas que los hombres? (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Aunque las relaciones entre hombres y mujeres han evolucionado con el tiempo, sigue habiendo un debate constante acerca de cómo los sexos difieren en su trabajo de casa promedio. Los estereotipos derivados de los viejos programas de televisión en blanco y negro sugieren que las mujeres hacen todo el trabajo, aunque las contribuciones del movimiento feminista y de las mujeres a la fuerza laboral han ayudado a equilibrar la carga de las tareas domésticas entre hombres y mujeres. Los roles de género en las tareas hogareñas han cambiado en el último siglo, pero todavía no hay una forma precisa de determinar cuál sexo hace qué trabajo.

Otras personas están leyendo

A la antigua

Cuando las sociedades eran principalmente agrícolas, los agricultores y granjeros eran en su mayoría hombres, sentando un precedente de las mujeres como no aptas para el trabajo físico. La opinión de que "el lugar de la mujer está en el hogar" se consolidó en el 1900 durante el auge del industrialismo. Como el trabajo de los hombres se trasladó a las fábricas, las mujeres se quedaban en casa para cuidar del hogar y de sus hijos. Debido a que sus cuerpos son más débiles que los hombres, las mujeres han sido históricamente relegadas a la casa mientras sus maridos trabajaban, lo que las llevó a hacer todas o la mayoría de las tareas domésticas.

¿Cuáles tareas se espera que se hagan?

Siempre que que ha habido viviendas, ha habido tareas domésticas. La cantidad y el tipo de trabajo doméstico necesario para el mantenimiento de una casa ha cambiado con el tiempo y los avances tecnológicos. Debido a que los hombres trabajaban durante el día para mantener a sus familias, las mujeres se quedaron con la carga del trabajo doméstico. El trabajo hogareño estándar esperado de una mujer era cocinar para la familia, limpiar la casa y cuidar de los niños. La naturaleza exacta de estas tareas obviamente cambió con los avances en los electrodomésticos para la cocina, limpieza y lavandería, pero estas son aún las expectativas generales de un ama de casa.

Contribuciones del feminismo

A partir de los años 60 y 70, el cada vez más activo movimiento feminista trató de eliminar las desigualdades entre los sexos, incluidos los roles de género esperados en el matrimonio u otras relaciones románticas. El feminismo afirmó que hombres y mujeres funcionaban como dos clases distintas, citando la filosofía marxista clásica, debido a las diferencias evidentes en sus tareas. La perspectiva feminista argumentó que la función del trabajo doméstico era oprimir a la mujer en su propia casa porque este trabajo no era remunerado, pero si es exigido. A medida que más mujeres se unieron al movimiento, los roles de género en las tareas del hogar comenzaron a cambiar.

Mujeres trabajando

Durante y después de las guerras mundiales, las mujeres comenzaron a entrar en la fuerza laboral para complementar los ingresos de sus familias mientras sus maridos estaban fuera en la guerra. Como las mujeres se volvieron más propensas a tener un trabajo, la naturaleza del trabajo doméstico se hizo aún menos orientado la mujer y más un terreno neutral. Las mujeres ya no estaban reasignando tareas domésticas por razones meramente simbólicas sino por razones prácticas: la misión de un trabajo remunerado en beneficio de la alimentación de sus hijos se convirtió instantáneamente en algo más importante.

La división de tareas hoy en día

Aunque los tiempos han cambiado, los informes modernos sobre los quehaceres domésticos muestran que las mujeres todavía sienten que hacen más que su justa parte del trabajo. Las madres informan que pasan casi 10 horas por semana en las tareas del hogar mientras que los padres declaran dedicar alrededor de siete horas en tareas similares. Las mujeres representan casi la mitad de la fuerza laboral, pero además de su puesto de trabajo el 69% cree que hace la mayor parte de las tareas. Las labores domésticas promedio de los hombres frente a las mujeres son obviamente diferente para todos los hogares, pero las mujeres suelen dedicarles más tiempo que los hombres.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles