Lifestyle

Cómo redactar un contrato de cuidado infantil

Escrito por ehow contributor | Traducido por ramiro rementeria
Cómo redactar un contrato de cuidado infantil

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Ya sea que estés comenzando una guardería en el hogar, un negocio de cuidado de niños o un preescolar, un contrato bien elaborado es una necesidad. Un contrato entre tú y tus clientes te ayudará a evitar disputas o a mediar en ellas. Un buen contrato esbozará las obligaciones y las expectativas de ambas partes, el cuidador y los padres. Es posible que desees incluir otra información que se adapte a tu situación, pero hay algunas cosas que no pueden faltar en un contrato.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Especifica las horas de funcionamiento. Esto debe incluir la hora en que todos los niños deben ser recogidos. Si lo deseas, puedes ser flexible y permitir a los padres hasta un determinado número de minutos y horas de retraso, o bien, podrías cobrar por el tiempo adicional.

  2. 2

    Establece los cargos y fecha de pago. Es posible que desees cobros semanales, quincenales o mensuales, o puedes permitir a los clientes elegir un plan de pago. Es posible que desees cobrar una tarifa de día completo o por horas. Si cobras por el día, debes especificar lo que sucede si un niño es dejado tarde o recogido temprano. También incluyen cuándo debe ser el primer pago. Puedes requerir un pago por adelantado para separar un lugar para el niño.

  3. 3

    Coloca las obligaciones y deberes del proveedor de cuidados durante el día. Siempre debes ser específico en cuanto a qué comidas serán proporcionadas y qué tipos de actividades se ofrecerán. Asegúrate de que eres honesto y capaz de ofrecer todo lo que incluyas en tu contrato de cuidado de niños.

  4. 4

    Explica tu filosofía de la disciplina. Se claro sobre cómo vas a utilizar el "tiempo de recreo", y cuántas advertencias les vas a dar a sus hijos en la guardería. Los padres se sentirán mucho mejor al ver tu filosofía de la disciplina establecida en el contrato. Los padres también deben ser advertidos sobre qué conductas no serán toleradas. Por ejemplo, si un niño golpea o muerde de manera regular a otros niños, no se podrá mantener al niño en la guardería.

  5. 5

    Ten en cuenta si cerrarás durante las vacaciones o cómo manejarás las mismas. El contrato también debe tener en cuenta si a los padres se les cobrará cuando sus hijos no estén allí, o cuánto tiempo de aviso se requiere. Dispón de una política de cierre debido a las inclemencias del tiempo.

  6. 6

    Establece tus reglas de notificación de terminación. Esta es la anticipación con que le avisarás a los padres si ya no puedes proporcionar el cuidado. También debes describir la notificación que requieres si tu cliente va a sacar al niño de la guardería. El aviso de terminación promedio es de 2 semanas para el proveedor y los padres.

  7. 7

    Prepara tu contrato para las emergencias. Incluye un área específica dentro de tu contrato de la guardería que les permita a los padres anotar los contactos de emergencia, cualquier alergia o condiciones médicas. También debes especificar los requisitos para la administración de las medicinas.

Consejos y advertencias

  • Tú y los padres deben firmar el contrato, y cada uno debe conservar una copia.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media