¿Cómo reparar un cierre de cremallera que no cierra?

Escrito por liz frazier | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo reparar un cierre de cremallera que no cierra?
Los dientes desalineados hacen que las cremalleras no cierren. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Los cierres de cremallera son una pieza común en prendas y bolsos que a menudo son tan eficientes que prácticamente no se notan hasta que se arruinan. Uno de los fallos más frecuentes en estos mecanismos ocurre cuando los dientes se desalinean. Cuando esto sucede, la cremallera se mueve sin control hacia atrás y hacia adelante, pero no es capaz de unir las dos partes del cierre. Esto ocurre mucho con las cremalleras que van cosidas y cerradas, como las que se encuentran en todo tipo de bolsos y maletas de lona.

Para saber cómo arreglar una cremallera que está dando problemas, es necesario que conozcas las partes que conforman el mecanismo. El "carro" que se mueve hacia atrás y adelante cuando tiras o empujas con tu mano es el deslizador. Los dientes son las pequeñas piezas de metal o de plástico a cada lado de la abertura, en este caso, de la bolsa, que se unen entre sí para cerrar. La pieza cuadrada en el extremo de la cremallera es el tope del "fondo".

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cierre de cremallera
  • Lubricante

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Abre la cremallera completamente.

  2. 2

    Examina los dientes. Cuando cierras una cremallera, los dientes a cada lado deben empatar y unirse por completo. La pérdida de una o más piezas de estas provocará que la cremallera se desalinee evitando que el mecanismo cierre. En general es muy complicado reemplazar los dientes de cremallera, así que seguramente tendrás que cambiar el cierre completo.

  3. 3

    Revisa si la cremallera está bien alineada. Al abrir el mecanismo completamente, es posible que notes que un lado se encuentra ligeramente más arriba, incluso con los dientes apretados o hechos "nudo" entre el deslizador y la pieza tope del fondo. Si esto es lo que ves, sin duda, la cremallera está desalineada. Aunque logres subir el deslizador de modo que parezca que la cremallera está cerrada, con el tiempo, los dientes que quedan por debajo del deslizador se soltarán y el cierre se abrirá.

  4. 4

    Rocía o frota un lubricante multiuso en los dientes del cierre. YKK, el mayor fabricante a nivel mundial de cremalleras, produce un lubricante especialmente diseñado para tratar cremalleras, sin embargo cualquier aceite mineral que tengas a mano funcionará.

  5. 5

    Tira del lado desalineado de la cremallera a través del deslizador hasta que no haya protuberancias y ambos lados estén parejos. El lubricante te permitirá hacer esto sin poner demasiada tensión en los dientes para no arriesgarte a romperlos. Lleva el deslizador hasta la parte inferior de la cremallera de modo que quede en contra el tope inferior.

  6. 6

    Mantén las dos filas de dientes juntos. Al intentar cerrar una cremallera cuando las filas de dientes están apartadas o lejos una de otra, sólo estarás causando más problemas. Un buen ejemplo de esto es cuando se intenta cerrar la cremallera de una bolsa que está muy llena y la apertura está siendo abultada y estirada lejos del deslizador. Mantener los dientes juntos reduce el riesgo de fallo del mecanismo.

  7. 7

    Poco a poco cierra la cremallera. Si ves que los dientes se unen correctamente justo en la pieza tope del fondo, entonces has reparado el cierre. Si esto no sucede, repite el Paso 4.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles