Salsas de queso para pastas

Escrito por athena hessong Google | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Salsas de queso para pastas
La pasta con salsa de queso es una combinación reconfortante. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Las salsas cremosas de queso no son sólo para los macarrones. Varía los quesos y los demás ingredientes de la salsa y podrás crear varias combinaciones diferentes de pasta y queso. Cambia tu rutina con una salsa diferente para cada noche para los cinco días laborales de la semana.

Otras personas están leyendo

Salsa de queso cheddar

La salsa amarilla brillante de queso se asocia con los macarrones. En lugar de usar una salsa de color naranja neón, haz tu propia salsa de cheddar casera. Usa un cheddar de sabor intenso y 1/2 cucharadita de mostaza seca para darle brío. Prepara una salsa blanca básica, espesada con un roux de harina y manteca. Mezcla el queso cheddar en hebras hasta que se derrita. Mezcla la salsa con macarrones, caracoles o tirabuzones. Como opción puedes gratinar la pasta cubierta con migas de pan para darle una textura crujiente.

Salsa Alfredo

Combina una cremosa salsa Alfredo con fettuccine largos para obtener una comida suculenta. Entibia la cream y la manteca y mezcla con queso parmesano. revuelve esta salsa simple con los fettuccine cocidos y más queso parmesano para cubrir. Agrega pimienta recién molida por encima para darle color y sabor a esta pasta pálida, pero muy sabrosa.

Salsa de cuatro quesos

Para satisfacer a aquellos que les gustan los sabores fuertes, haz una salsa de queso para servir con penne. Una receta de The Times Online combina mascarpone, muzzarella de búfala, queso gorgonzola y queso parmesano. Luego de derretir lentamente los quesos, se forma una salsa que se sirve sobre los penne cocidos. Adapta esta receta usando los quesos que puedas conseguir fácilmente. Para darle una consistencia similar usa un queso cremoso fresco, un queso semi-duro, un queso duro y un queso extra duro para rallar.

Salsa de tomate y queso

Convierte una salsa de tomate en una cubierta con queso para cualquier pasta. Entibia la salsa de tomate hasta calentar completamente. Retira la salsa del fuego y agrega ricotta, en una proporción de la mitad del volumen de la salsa. Por ejemplo, si tienes 2 tazas de salsa de tomate, agrega 1 taza de ricotta. Adapta la cantidad en base a tus preferencias personales y sirve la salsa con spaghetti, penne o tirabuzones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles