Secretos para la lechada de los azulejo de ducha

Escrito por tim daniel | Traducido por mary lascano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Secretos para la lechada de los azulejo de ducha
Una mujer limpiando la lechada de la superficie del azulejo del baño. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

Hiciste tu investigación y aprendiste a instalar placas de base de cemento, azulejos, pegamento y todos los aspectos no previstos de un proyecto de construcción. Haz puesto sangre, sudor y lágrimas en el trabajo de la ducha con azulejos nuevos, y el resultado final muestra tu esfuerzo. Sin embargo, el paso restante, la lechada de las baldosas de ducha, fácilmente puede hacer o deshacer la calidad de tu proyecto de baldosas. Recuerda que debes utilizar lechada con arena para las líneas de lechada de 1/8 pulgada (0,31 cm) o más grande, y el usar lechada sin arena para líneas de menos de 1/8 pulgada (0,31 cm).

Otras personas están leyendo

Coherencia y aplicación

El logro de la consistencia correcta de la lechada es el primer secreto de ésta para los azulejos para la ducha. Por ejemplo, la lechada que está demasiado aguada o como "sopa" hace un lío terrible que requiere limpieza adicional y esfuerzo físico innecesario. Los expertos en colocar azulejos mezclan hasta obtener una consistencia de lechada del grosor medio y la aplican con una espátula de goma nueva. Lo que aplican frotando en las líneas de la lechada, que luego "cortan" el exceso de vuelta en un ángulo de 45 grados con la espátula de goma. Además, asegúrate de que compactas la lechada en las juntas de lechada, impidiendo cualquier punto de formación de huecos en la misma.

Área de prueba y toma tu tiempo

Al aplicar la lechada, comienza lentamente y frota un área de prueba inicial para ver cómo responde a la lechada al material. De esta manera puedes tener una idea de hasta qué punto puede llegar la lechada. Por ejemplo, si se seca la lechada en cuestión de minutos, es una buena idea no repartir demasiada lechada demasiado rápido. Tómate tu tiempo y haz bien el trabajo, extender la lechada demasiado lejos puede resultar en un desastre de azulejos.

Tiempo de secado

Espera de 30 minutos hasta una hora para permitir que las juntas de lechada se sequen hasta obtener una consistencia media antes de lavar el exceso de lechada con una esponja y agua. Los tiempos más rápidos de secado son posibles en el calor; tiempos más lentos de secado son comunes en condiciones de frío. Lee las instrucciones del fabricante para saber la temperatura adecuada de la lechada. Tratar de acelerar las cosas mediante el lavado demasiado pronto sólo hará que se lave la lechada de las líneas y el restablecimiento del proceso de lechada entero.

Además, ten en cuenta que a menudo la lechada se seca más rápido en la superficie del azulejo pero aún permanece húmeda en las líneas de la lechada. Mantén los azulejos de la ducha libres de lechada tanto como sea posible durante el proceso para evitar estropear la superficie de las baldosas.

Liberador de lechada

Los expertos colocadores de azulejos utilizan un liberador de lechada de cemento (también conocido como sellador penetrante) para sellar la superficie de piedra porosa natural o baldosas de cerámica en una ducha. Un liberador de lechada efectivamente bloquea una buena parte de las propiedades de manchado de las lechadas de cemento y evita que se sequen demasiado rápido en las uniones o en la superficie de la baldosa. Las tiendas de mejoras para el hogar y los proveedores de azulejos tienen selladores penetrantes utilizados como un liberador de lechada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles