Cómo seducir a una mesera

Escrito por ehow contributor | Traducido por natalia pérez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo seducir a una mesera
Aprende cómo seducir a tu mesera (cruise ship bartender image by Wimbledon from Fotolia.com)

Cómo seducir a una mesera. Ella es la mujer perfecta: un poquito atrevida, un poquito dulce. Y lo mejor de todo, te trae el alcohol. Es difícil resistirse a tu mesera local. Ah, pero puede que tengas que hacerlo de todas formas. Tú, mi amigo, eres su pan de cada día. No es algo personal. Pero una chica tiene que pagar sus cuentas de alguna forma. Sin embargo, puede que tengas una oportunidad si le preguntas amablemente y evitas algunos tropiezos comunes.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Establécete como un cliente semiregular, uno que ella se alegre de ver. Esto significa detenerte allí aproximadamente dos veces por semana y comportándote. Si ella te saluda con una sonrisa familiar y comienza a recordar tu trago, procede al paso 2.

  2. 2

    Siéntate en el bar mientras el negocio está vacío y establece una amena charla. Antes de intentar seducir a la mesera, asegúrate de que ella es tan sensual por dentro como lo es por fuera. Pasa por allí temprano en la semana y en el día, antes de que haya mucho movimiento. Si ella no está ocupada, seguramente hablará contigo si está interesada.

  3. 3

    Dale una buena propina, pero no demasiado buena. Las meseras sensuales son criaturas raras en ese sentido. Por supuesto, si le dejas una mala propina ella sabrá que eres tacaño y no estará interesada. Pero si ella siente que estás tratando de comprar su atención, jamás llegarás a ningún lugar fuera del bar. Te has establecido como un cliente, y uno repulsivo en eso. Deja una propina generosa, pero no ridícula.

  4. 4

    Invítala a salir cuando estés sobrio, antes de que hayas terminado tu primer trago. Aún si has estado planeando invitarla por semanas, si se te escapa cuando estás borracho ella creerá que tu sólo estás, bueno, borracho.

  5. 5

    Saber cuando abrazarlas, saber cuando doblarlas y saber cuando irte. Si te has tomado el tiempo de conocerla y ella rechaza tu propuesta para una cita, deja al asunto ser. No eres un ingenuo; después de todo, es el trabajo de las meseras sensuales ser amigables, y puede ser fácilmente malinterpretado hasta por el hombre con más destreza con las mujeres.

Consejos y advertencias

  • Aunque las meseras toleran clientes regulares malhumorados que echan anclas en su taburete de bar favorito cinco días a la semana, jamás se le ocurriría salir con uno. Ir todos los días cuando sales de trabajar y mirarla fijo no será interpretado como un comportamiento romántico.
  • Si intentas hablar con la sensual mesera mientras todo está muy tranquilo y ella no parece estar interesada, abandona el barco. Ella no está interesada.
  • Nunca trates de monopolizar la atención de la mesera mientras está ocupada. Recuerda, servir a otros clientes es como ella gana dinero. Pensará que eres desconsiderado, o al menos demasiado estúpido como para darte cuenta que está ocupada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles