Señales de fiebre por garrapatas en los perros

Escrito por rena sherwood | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Señales de fiebre por garrapatas en los perros
(the dog image by hupper from Fotolia.com)

La fiebre por garrapatas o enfermedad del perro de rastreo, es el nombre más común para la enfermedad de erhlichiosis. Es la fiebre canina marrón (Rhipicephalus sanguineus) que lleva la bacteria responsable de esta fiebre. Los humanos también pueden contagiarse de esta fiebre de la misma forma que los perros, siendo mordidos por una garrapata canina marrón. Las personas no pueden contagiarse a través de un perro infectado.

Otras personas están leyendo

Síntomas iniciales

Según la Clínica de la mascota Sunrise, la primera fase de fiebre por garrapatas (también llamada fase agua) trae fiebre, problemas de respiración, glándulas linfáticas notablemente inflamadas, una pérdida de energía y de apetito. El perro podría tener problemas de sangrado como hemorragias nasales repentinas o sangre en las heces. La Clínica de la mascota Sunrise también repara en que a veces un perro con fiebre por garrapatas tendrá problemas de coordinación.

Síntomas subclínicos

Esta fase sólo tiene lugar si el perro está desarrollando la forma crónica de fiebre por garrapatas. Desafortunadamente, no existe ningún síntoma para esta parte de la fiebre. La única forma de saber si un perro aún está infectado es hacer análisis de sangre para comprobar si la bacteria permanece en el flujo sanguíneo del perro. Es posible que un perro se cure durante la fase aguda.

Síntomas crónicos

Las señales son similares a los síntomas iniciales pero llegan a ser mucho más severos. En lugar de una hemorragia nasal pequeña, el perro sufrirá una hemorragia por la nariz y por los ojos. También existe peligro de que los riñones o intestinos sufran una hemorragia. El perro no perderá simplemente energía sino que no querrá moverse. El perro cojeará, podría tener las patas inflamadas y tendrá problemas de coordinación notables.

Límite de tiempo

Según el veterinario James W. Way, la fase aguda puede tener lugar en cualquier momento entre los días ocho al 20 después de que la garrapata haya mordido al perro. La fase subclínica puede durar tan poco como dos semanas pero podrían ser años si el perro desarrolla el tipo crónico de fiebre por garrapatas. El perro puede morir en cuestión de días cuando comiencen los síntomas crónicos. El tratamiento, que podría incluir transfusiones de sangre, debe hacerse inmediatamente.

Prevención

La única forma de prevenir que estas señales de fiebre por garrapatas le sucedan a un perro es asegurarte de que no le muerden las garrapatas caninas marrones. Esto se consigue utilizando productos para pulgas que también repelerán o matarán las garrapatas adultas. Los veterinarios recomiendan revisar a un perro cada vez que juegue por el campo o por la hierba alta para garantizar que las garrapatas no están en la piel ni en el cuerpo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles