Los síntomas de miositis masticatoria canina

Escrito por bryan cohen | Traducido por lorena perez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los síntomas de miositis masticatoria canina
Los perros y la miositis masticatoria. (dog image by Andrii IURLOV from Fotolia.com)

La miositis de los músculos masticatorios (MMM) es una enfermedad inflamatoria muscular en perros y otros animales. Esta enfermedad auto-inmune provoca que los anticuerpos que circulan en el torrente sanguíneo del perro apunten a los músculos de la mandíbula inferior. Esta condición puede ser aguda, manifestándose en varios ataques, o crónicos, que pueden incluir transcurrir a lo largo de un período de tiempo. Varios síntomas acompañan a la enfermedad, pero como no siempre son obvios, es importante llevar a tu perro a un veterinario si sospechas que un síntoma incluso podría estar manifestándose.

Otras personas están leyendo

Mandíbula hinchada

La masticación en la MMM se refiere a los músculos que se usan para masticar. Puesto que la condición se dirige a una proteína especial situada sólo en la mandíbula inferior del perro, se provoca una hinchazón en la mandíbula en casos agudos. Puedes notar que la mandíbula de tu perro no se abrirá tan ancho como normalmente lo hace. El movimiento de la mandíbula será limitado, y tener la mandíbula abierta considerando el ancho normal y a la fuerza puede causarle al perro un dolor extremo. Este síntoma es más evidente cuando el perro está comiendo.

Complicaciones de la inflamación

Si no te das cuenta de la hinchazón de la mandíbula, hay varias consecuencias de una mandíbula inflamada que pueden darte una pista para detectar la MMM. Debido a la dificultad para comer provocada por el problema de la mandíbula, el perro puede tener un aumento del babeo. Esta hinchazón de la mandíbula también puede hacer que los ojos de los perros parezcan sobresalir en un proceso llamado exoftalmos. Al perro no le gustará que se mueva su cabeza de cualquier manera, y otras áreas como las amígdalas, los ganglios linfáticos, y el cuello pueden inflamarse, también. La fiebre puede aparecer.

Atrofia

En casos más crónicos, después de que la mandíbula se ha desgastado por MMM, podrás notar que los músculos de los perros se han atrofiado. El perro puede parecer tener una cabeza hundida, especialmente en la parte superior. Los músculos alrededor de la mandíbula puede encogerse y el tejido cicatricial puede tomar su lugar. La cabeza del perro puede comenzar a verse como una calavera, y los ojos pueden parecer hundidos a causa de la pérdida de masa muscular detrás de ellos.

Otros síntomas

Un espasmo interminable de la mandíbula puede ocurrir durante la MMM, pero ya que hay otras condiciones que implican espasmos caninos mandibulares, es difícil hacer un juicio sobre este síntoma solo. Los problemas oculares pueden ocurrir en relación con MMM, como la ceguera temporal y conjuntivitis. Estos problemas de la vista surgen como resultado de la hinchazón que comprime los nervios ópticos. Como hay una gran cantidad de dolor de la enfermedad, es posible que lo observes lloriqueando durante la comida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles