Cómo sobrevivir a los adultos que viven con los padres.

Escrito por lynda van kuren | Traducido por camila carbone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo sobrevivir a los adultos que viven con los padres.
Para evitar disputas, prepara algunas pautas a tener en cuenta con tu hijo antes de que se mude a casa. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Un gran número de adultos vive con sus padres. No solo es difícil para muchos adultos encontrar un trabajo en una economía en decadencia, sino que también es difícil permanecer en ellos debido a los despidos. Además, los jóvenes adultos necesitan más educación para poder pertenecer a la fuerza laboral. También, los costos de mantenimiento de un hogar son demasiado altos, por lo que es muy difícil que puedan obtener uno propio. Si por alguna de estas razones un adulto sigue viviendo con sus padres, la meta debe ser ayudarlo a independizarse.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Antes de mudarse

  1. 1

    Piensa en lo que necesitas para que este arreglo de convivencia funcione. Por ejemplo si tú lavaras la ropa de tu hijo o si lo hará él mismo. ¿Qué esperas respecto de los toques de queda, amistades a comer o a dormir y consumo de drogas y alcohol?

  2. 2

    Habla con tu hijo acerca de lo que ambos necesitan y quieren y de qué manera convertirán la convivencia en una experiencia positiva para todos. A partir de esas conversaciones desarrolla pautas en conjunto con tu hijo con respecto a su comportamiento y sus responsabilidades en el hogar.

  3. 3

    Ayúdalo a comprender que será un huésped en casa de sus padres y por lo tanto debe estar a la altura de esas circunstancias. Esto significa que debe ser respetuoso y cortés y que, quizás debe hacer algunas cosas que no serían necesarias si estuviera viviendo solo. Por ejemplo, quizás quieras que tu hijo te llame si va a llegar tarde para que no te preocupes.

    Cómo sobrevivir a los adultos que viven con los padres.
    Vivir con tu hijo ya adulto puede ser una oportunidad para enriquecer la relación. (Pixland/Pixland/Getty Images)
  4. 4

    Responde las siguientes preguntas con tu hijo: ¿cómo sabremos que este arreglo funciona? ¿Cómo sabremos cuando no funciona? ¿Qué haremos al respecto?

    Sé consejero

  1. 1

    Escucha a tu hijo y sé comprensivo. Probablemente tu hijo tenga sentimientos encontrados respecto de volver a casa y muchas dudas respecto de su futuro. Sé abierto y no seas prejuicioso

  2. 2

    Pregúntale a tu hijo si le gustaría que lo aconsejes en vez de ofrecer tus consejos indiscriminadamente. Debes comprender que tu hijo necesita tomar sus propias decisiones y cometer sus propios errores para aprender a ser responsable por sí mismo.

  3. 3

    Utiliza preguntas con finales abiertos como ¿cómo van las cosas? o ¿cómo puedo ayudarte? Esto te dará la oportunidad de hablar y de relacionarte con tu hijo como un amigo y no como si fuera un niño.

  4. 4

    Ayúdalo a encontrar las soluciones para sus problemas. No los resuelvas por él.

    Metas y plan de acción

  1. 1

    Trabaja con tu hijo para desarrollar un plan para su independencia. Incluye objetivos a largo plazo, metas a corto plazo y fechas tope. Ejemplos de objetivos a largo plazo pueden ser reunir dinero para volver a la universidad, mudarse u obtener un nuevo empleo. Las metas a corto plazo podrían incluir una cierta cantidad de entrevistas de trabajo por semana o una renta que tu hijo te pague. Esta renta aumentará a medido que tu hijo sea más solvente financieramente.

  2. 2

    Determina como vas a ayudar a tu hijo Por ejemplo, podrías ayudarlo a reestructurar sus deudas. Ten en mente que debes disminuir tus responsabilidades a medida que las de tu hijo aumentan.

  3. 3

    Determina, junto a tu hijo, las consecuencias si llegara a fallar en el cumplimento de las metas y objetivos.

  4. 4

    En forma regular revisa las metas y el plan de acción. Quizás necesites reestructurar este plan con tu hijo.

Consejos y advertencias

  • Esta puede ser una oportunidad para que padres e hijos reestructuren su relación y la conviertan en una amistad entre dos adultos.
  • Quizás quieras un contrato firmado con tu hijo. Esto puede prevenir inconvenientes posteriores generados por arreglos de convivencia.
  • Debes ser consciente de que quizás tu hijo esté enojado por tener que depender de sus padres a este altura de su vida

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles